El Estado nunca nos hada dado nada, más que golpes psicológicos: Padres de los normalistas / Conclusión

Share

diario19.com

 

Los padres de los 43 normalistas desaparecidos dijeron esta tarde, tras una reunión con  Enrique Peña Nieto, que serán “la piedra en el zapato” del Gobierno federal y rechazaron el nuevo peritaje que apenas esta tarde les fue ofrecido.

“Queríamos que aceptaran sus errores. Ya sabíamos cómo iba a responder en Gobierno. ¿Por qué no reconocen que se equivocaron? El Gobierno tiene que aprender a reconocer sus errores”, dijo , María de Jesús Tlatempa, en conferencia de prensa en el Zócalo de la capital del país, donde ayunan.

La mamá del normalista José Eduardo Bartolo Tlatempa advirtió:

“Pero no nos vamos, no nos cansamos. Vamos a ser su piedra en el zapato. Porque nosotros no nos podemos ir a nuestra casa sin saber en dónde están nuestros hijos […]. Si ustedes no pueden resolver este problema, se lo tienen que dejar a las personas que son serias y responsables”.

Mario González,  padre del estudiante desaparecido César Manuel González Hernández, dijo que para ellos era un simple requisito ir a ver al Presidente. “El Estado nunca nos hada dado nada, más que golpes psicológicos a los Padres”, recriminó.

Esperaban que la Procuradora Arely Gómez Gozález, por ser mujer, “iba a entender a las madres de familia, sin embargo no lo hizo. Desgraciadamente hay mujeres que no tienen corazón”, sostuvo.

Indicó que el nuevo peritaje que propuso el Presidente Peña Nieto, no les da ninguna garantía de que no “venga amañado”.

Al finalizar su participación, el padre del normalista desaparecido envió un mensaje a los jóvenes desaparecidos: “Los vamos a seguir buscando. Chamacos de los 43, dónde estén, si me llegaran a escuchar: no nos vamos a dar por vencido los padres. Aguántennos tantito”.

Los padres criticaron que sus propuestas fueron rechazadas tajantemente por el Gobierno federal, y en su lugar Peña Nieto propuso una Fiscalía para la búsqueda de personas desaparecidas, la cual ellos rechazan. Sostuvieron que por parte del Presidente “no hubo nada”, no se mostró un verdadero compromiso y que no les dio una solución.

En el encuentro, los padres de los normalistas entregaron una carta al Presidente con los siguientes ocho puntos:

  1. Reconocimiento de la legitimidad de nuestra búsqueda de justicia y de que el caso se encuentra abierto.
  2. Permanencia del GIEI, aceptación plena del informe del GIEI y sus recomendaciones.
  3. Replanteamiento de la investigación en una unidad especializada de investigación, con supervisión internacional, compuesta por dos instancias: una que indague a profundidad dónde están nuestros hijos y otra que investigue el montaje con que se nos pretendió engañar.
  4. Relanzamiento y concentración de la búsqueda a partir del uso inmediato de tecnología.
  5. Atención digna e inmediata a los heridos y familiares de nuestros compañeros ejecutados extrajudicialmente.
  6. Respeto a la Normal Rural Raúl Isidro Burgos y cese a los intentos de criminalización de los normalistas.
  7. Mecanismos de comunicación permanente, digna y con respeto a nuestros derechos.
  8. Reconocimiento y acciones de fondo frente a la crisis de impunidad, corrupción y violaciones a derechos humanos que vive México.

Sin embargo, de acuerdo con lo dicho esta tarde por los padres de los 43, sus propuestas no fueron atendidas.

Felipe de la Cruz, vocero de los padres, dijo que no se logró acuerdo alguno con Peña Nieto. “No son acuerdos con los padres de familia, es lo que él cree que es bueno para él pero no son soluciones para los padres”, dijo.

Abraham Bernavé criticó: “nada se nos informó, llevamos ocho puntos y no hubo nada, no tuvimos nada que él Enrique Peña Nieto se comprometiera”.

“Hoy en día no nos da solución por eso seguimos invitando a toda la sociedad y a nivel internacional a que nos sigan apoyando y que este 26 de septiembre gritemos que los queremos con vida, así como se los llevaron así los queremos. Ojalá que cuando menos este gobierno se comprometa a buscarlos”, agregó.

Cristina Bautista Asencio, otra de las madres de familia en tomar la palabra esta tarde, dijo que “hay que levantar la voz, no hay que quedarnos callados. hay que defender nuestros derechos porque Peña Nieto no se quiere comprometer en nada”.

Dijo que ellos solicitaron que el cuerpo fuera desenterrado para que se investigara su asesinato pues él “fue desollado vivo, él fue torturado” y su rostro no fue devorado por animales como se había dicho en un inicio.

Carmen Mendoza, madre del estudiante de Ayotzinapa desaparecido Jorge Aníbal Mendoza, dijo que el Presidente no contestó a sus preguntas:

“Traemos mucho coraje porque no fue el resultado que esperábamos […]. Yo le pregunté a [Enrique Peña Nieto] que a quiénes obedecían el cuerpo policiaco y el 27 batallón de Infantería, si respondían aun funcionario público o a un grupo criminal y no respondió nada”.

“Mucha gente se molesta pero nosotros no buscamos esta desgracia, no buscamos esta molestia”, dijo.

Los padres denunciaron además que luego de la reunión con Peña Nieto, fueron maltratados por elementos del Estado Mayor Presidencial.

 

Share