Incineración de 43 normalistas de Ayotzinapa Nunca sucedió como dijo la PGR: GIEI

Share

diario19.com  / La jornada

 

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el caso Ayotzinapa, descartó que los 43 estudiantes desaparecidos desde el 26 de septiembre del 2014 de esta normal rural fueran incinerados en el basurero de Cocula. “Este evento, tal como ha sido descrito (por la PGR) no pasó “, concluyeron.

El GIEI llegó a esa conclusión con base en información científica realizada por el experto en ciencias del fuego José Torero, graduado de la Universidad de Berkeley, quien colaboró en el departamento de Fuego de la Universidad de Edimburgo, Escocia, y es actual miembro del Departamento de Ingeniería y Fuego de la Universidad de Queensland, Australia.

Torero visitó el pasado 12 de julio el basurero donde, de acuerdo con la hipótesis central de la Procuraduría General de la República (PGR), habrían sido incinerados los normalistas por miembros del crimen organizado, lo que fue calificado por el exprocurador Jesús Murillo Karam como “verdad histórica”.

En la presentación del informe final del GIEI, que se realizó este domingo en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Francisco Cox, uno de los cinco integrantes de este grupo, detalló los resultados de los estudios realizados por Torero.

El experto en fuego concluyó que el ambiente “más ineficiente” para realizar la cremación de un cuerpo es al aire libre, debido a que es sólo un bajo porcentaje de la energía generada por el fuego el que se dedica al consumo del objeto, debido a que mucha de esa energía se extiende hacia los lados y hacia el aire.

Los cálculos de Torero -dijo Cox- para quemar solamente un cuerpo se requeriría 700 kilos de madera o 310 kilos de neumáticos en una duración de 12 horas. Por lo que para incinerar 43 cuerpos se requerirían 30 mil 100 kilos de madera o 13 mil 300 de llantas y la duración sería de 60 horas.

El integrante del GIEI sostuvo que la declaración de uno de los presuntos responsables de haber incinerado a los normalistas asienta que el tiempo que estuvieron en el basurero de Cocula para quemar a los cadáveres fue de 16 horas. “Con base en esta investigación científica, el GIEI descarta esa afirmación”, sentenció Cox.

Torero también hizo un ejercicio para llevar al mínimo el metraje en el que se pueden incinerar 43 cuerpos. Así, concluyó que podría darse en un espacio de 12 por 2.5 metros, con 1.5 de altura, un espacio más reducido que el que considera la PGR en sus indagatorias.

Con base en ello, el experto internacional aseveró que la altura de la llama hubiera alcanzado siete metros y el humo o penacho se habría levantado a una altura de 300 metros, lo que hubiera podido ser visto por los habitantes de Cocula, pues de acuerdo con los inculpados estuvieron en en lugar hasta las 16:30 horas del 27 de septiembre.

El experto de la Universidad de Edimburgo también analizó el nivel de energía o radiación que se habría sentido en el lugar donde presuntamente fueron quemados los normalistas.

Dijo que el nivel de radiación pudo haber alcanzado entre los 16 y los 2 kilowats. Este nivel es capaz de quemar la piel de quien se acerque a escasos metros de la fogata. Esto contraviene una de las declaraciones de los inculpados por la PGR, que aseguran que después de 6 horas de que iniciaron el fuego bajaron a la barranca del basurero a colocar más combustible sobre la hoguera.

El experto internacional también analizó el estado de la vegetación del lugar. Concluyó que si bien las hojas de los árboles vuelven a nacer rápidamente, la madera de los árboles debió haber sufrido daños, pues con el nivel de energía que se concentra en una hoguera para quemar a más de 40 cuerpos, la madera de la vegetación debió presentar daños que tardan en subsanarse varios meses, incluso años.

Sumado a ello, dijo Cox, debido al plástico que existe en el basurero, si si hubieran incinerado los cuerpos de los normalistas en esa barranca del basurero, “se hubiera tenido que generar en el lugar un incendió forestal que destruyera toda la zona”.

Por ello, agregó, el GIEI concluyó que “los normalistas no fueron incinerados en el basurero de Cocula”.

Los padres de los normalistas informaron que a las 16:30 horas darán una conferencia de prensa.

Share