De nuevo Omnilife y Chivas de Guadalajara administrados por Angélica Fuentes

Share

diario19.com

 

El cuarto tribunal colegiado en materia civil de Jalisco confirmó este fin de semana una suspensión en vía de amparo que le permitirá a Angélica Fuentes retomar el control de 49 por ciento de las acción del Grupo Omnilife, lo que implica la segunda resolución judicial más importante en el pleito legal con su esposo Jorge Vergara, luego de que la semana antepasada el mismo tribunal le otorgó una suspensión similar para que recuperara la administración del grupo de futbol las Chivas, confirmaron los abogados de la empresaria.

La suspensión definitiva permitirá a Fuentes asumir una posición de segundo socio mayoritario del consorcio, pues el tribunal consideró que los accionistas, entre ellos Vergara, no pidieron la invalidación de la asamblea que la nombró administradora.

Aclararon que mientras no se gane el amparo contra la orden de aprehensión que enfrenta Fuentes, la señora no regresará a territorio mexicano, por lo que asumirá sus labores administrativas desde Texas.

Fuentes fue destituida en marzo de este año como directiva de las Chivas, además de que se le desconoció como accionista de Omnilife en diversas asambleas de accionistas.

Actualmente enfrenta un proceso de divorcio de Vergara, quien además le ha formulado una docena de juicios por diversos delitos, entre ellos administración fraudulenta, una de las cuales ya generó una orden de aprehensión.

El tribunal determinó que Fuentes deberá entregar una garantía de millón y medio de pesos mexicanos antes de poder retomar su participación en Omnilife.

Armando Solís, de la firma Collado y Asociados, y Arturo Sandoval, quienes asesoran a Fuentes, informaron que la resolución del cuarto tribunal se emitió el pasado viernes, luego de una sesión en la que los tres magistrados votaron a favor de confirmar la suspensión definitiva a la empresaria.

Los abogados explicaron que Fuentes sólo se sentará a negociar si Vergara admite que cada una de las partes debe recibir lo que aportó para las empresas y sostuvo que ella es dueña de 49 por ciento de Omnilife y de 50 por ciento de Chivas.

En el caso de Omnilife, es socia de 49 por ciento y en el caso de Grupo Chivas es socia de 50 por ciento, es decir, es copropietaria al igual que el señor Vergara. La señora no quiere ni más ni menos, la señora quiere su 50 por ciento, eso es todo, comentó Sandoval.

Vergara y Fuentes se separaron en marzo de 2015, luego de que el primero detectó irregularidades en el manejo de las empresas y ordenó auditorías que derivaron en la separación de Angélica Fuentes de la administración del Grupo Chivas-Omnilife bajo una orden judicial.

La relación entre Vergara y Fuentes comenzó en lo profesional en 2007, cuando el dueño de Omnilife la contrató como directora de la firma. Tres años después se inició la sociedad entre ellos.

Share