Ante presión social Peña “pide” a Senado abrir debate por Ley de Seguridad Interior

Share

Diario 19

 

Se requieren normas claras para atacar violencia, al dar premio en derechos humanos

 

Flanquean al presidente Enrique Peña Nieto el titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, y el ganador del Premio Nacional de Derechos Humanos 2017, Miguel Álvarez Gándara, quien también preside Serapaz. Foto: Especial

Luego de las críticas a Ley de Seguridad Interior, Peña Nieto llamó al Senado a abrir un espacio de acercamiento con las organizaciones de la sociedad civil para “enriquecer lo que eventualmente esté resolviendo en alcance a esta iniciativa presentada.

“Su discusión en el Senado se ha extendido, lo que permitirá tomar en cuenta —así lo espero y deseo—, y desde aquí hago un llamado al Senado de la República para que amplíen los espacios de diálogo y acercamiento a distintas organizaciones de la sociedad civil, para poder escuchar todas las voces”, explicó.

Al entregar el Premio Nacional de Derechos Humanos 2017, el Presidente expuso que el reto es hacer compatible la actuación de la sociedad y el gobierno.

“El reto que tenemos todos, sociedad y gobierno, es hacer compatible la actuación de las Fuerzas Armadas, hoy indispensable en muchas regiones del país, con la necesidad de construir instituciones civiles eficaces y hacerlo en un marco de respeto pleno a los derechos humanos”.

Desde la residencia oficial de Los Pinos, Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), acusó que con esta ley no se dará la certidumbre que se busca para las Fuerzas Armadas y cerrar su utilización para combatir la violencia, “no dará la solución de fondo a los problemas.

“Los mexicanos no debemos resignarnos a vivir con miedo ante la violencia e inseguridad, pero tampoco con incertidumbre sobre los alcances y términos en que puede presentarse la actuación de sus autoridades y afectarse el ámbito de sus libertades y derechos”, expresó.

El ombudsman urgió a no equivocarse y darse la oportunidad de tener un camino amplio de diálogo, pues sólo un plan que afronte las raíces de la crisis permitirá un espacio verdadero de derechos.

González Pérez reconoció la necesidad de dar garantías a las Fuerzas Armadas respecto de las condiciones y términos de su intervención extraordinaria en apoyo a la seguridad pública.

Share