Se inauguró exposición Fifípolis de Pedro Friedeberg en la Galería Maia Contemporary.

Share

Un mundo paralelo a la vida cotidiana, donde prevalece el surrealismo, la geometría sagrada, la arquitectura experimental y el deseo constante por explorar el arte, articula la exposición Fifípolis, de Pedro Friedeberg (Florencia, 1936), que se inauguró este jueves en la Galería Maia Contemporary.

La muestra reúne 108 piezas, entre escultura intervenida, pintura, ensamblaje, dibujo, maqueta y gráfica, a fin de “edificar (en ese recinto) un segundo hogar del artista con obras recientes”.

“El proceso de selección me llevó alrededor de tres años; llevo casi ocho trabajando con el maestro y conozco de primera mano cómo persiste su constante búsqueda de exploración artística, por lo que decidimos darle un giro de 180 grados a esta exhibición para evidenciar más de sus facetas creativas”, explicó Alejandro Sordo Guzmán, curador de la iniciativa cultural.

“Empezamos —añadió— por la instalación de los armazones, a la par de la presentación de nuevos prototipos mobiliarios con nuevos diseños del autor.”

La sala principal de la galería aloja Fifípolis, estructuras elaboradas con acero inoxidable, madera policromada, hoja de oro e incluso algunos juguetes tradicionales como el trompo y piezas de ajedrez.

En otras habitaciones se pueden percibir algunas pinturas como A nadie le interesan tus estúpidos problemas, creación que refleja múltiples cubos policromáticos; Eufemismo y feminismo, la cual capta a una pareja en una especie de horcas, e Indiscreciones obligatorias, con elefantes retratados en figuras geométricas y usando paracaídas.

Sordo Guzmán acotó que el título del montaje es una “burla sutil” de una palabra denigrante que actualmente divide a la sociedad actual:

“Básicamente, Pedro ironiza un concepto político de México utilizado en el léxico del régimen reciente y lo despoja de sus connotaciones peyorativas e identitarias. Esperamos que el espectador tenga una experiencia estética que incluya algo más profundo: geometría sagrada y una celebración de la vida. Un triunfo sobre la existencia.

“La importancia del arte en la vida es que amplía nuestros horizontes, no sólo los visuales sino también del pensamiento.”

Por su parte, Pedro Friedeberg añadió, en conferencia de prensa, que cada ser humano es una isla que tiene derecho a opinar, siempre y cuando su discurso no se vuelva dañino a los demás.

“Me considero feminista al cien por ciento; en estos tiempos de cambio creo que es lamentable que el sector cultural se quede sin trabajo. Me parece muy pobre la opinión actual del gobierno sobre la estética y los artistas.

“Considero que Juan Miró, Salvador Dalí y René Magritte son los máximos representantes del surrealismo y del siglo XX, ya que hoy en día prevalecen los creadores disque conceptuales. México ya no es una capital surrealista, es sólo más desordenada.”

La exposición Fifípolis podrá visitarse los martes y miércoles de 11 a 17 horas; jueves, viernes y sábados de 11 a 20 horas, y domingos de 12 a 18 horas en la Galería Maia Contemporary (Colima 159, colonia Roma Norte). Concluye el 22 de diciembre.

Con información de La Jornada 

Share
Share
Share