Quintana Roo Repudia a Peña Nieto / Carlos Cantón Zetina

Share

CONSTE!

 

QUINTANA ROO REPUDIA A PEÑA NIETO

 

+ Los motivos de las históricas manifestaciones contra el presidente de la República

 + Erróneas políticas gubernamentales y la inacción de Los Pinos causan inconformidad

                                             CARLOS CANTÓN ZETINA*

carlos_cantonz@hotmail.com
En Quintana Roo, las inéditas y  recias manifestaciones de protesta  contra  Enrique Peña Nieto  no han sido sólo por la desaparición de los 43 maestros normalistas de Guerrero: también son reflejo del gran malestar de la población contra   políticas de gobierno.

Es inexacto  que “todo el pueblo” apoye al presidente priista, como dijo  su correligionario y  gobernador Roberto Borge Angulo  el jueves 20, día en  que coincidentemente se acrecentaron los reclamos contra EPN  en el estado y en el resto del país e incluso en  partes del extranjero.  Aquí,  la gran mayoría lo repudia.

(En julio de 2012,  QR   fue una de las 12 entidades de la República donde perdió las elecciones presidenciales. Lo derrotó Andrés Manuel López Obrador).

No es gratuito el rechazo  a Peña Nieto.  Nada bien les ha ido a los quintanarroenses a partir de que llegó a Los Pinos.

A la continua alza en gasolina y diésel (incumplida, la promesa presidencial  de bajar los  precios), se agregan otras medidas federales  que afectan particularmente y en forma extrema a  los habitantes de esta entidad, habida cuenta de la inflación y el deterioro de la economía familiar  que originan:

1.-El  tremendo aumento al IVA que pasó de 11%  a 16%, en las zonas fronterizas como es el caso de QR.  El martes 29 de octubre de 2013, el Senado aprobó la homologación de tal gravamen  como parte de la Reforma Hacendaria presentada por Peña Nieto.  También autorizó el nuevo Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).  Ha sido un duro golpe a la economía de los quintanarroenses, que enfrentan de por sí una situación de vida cara, por ser una zona fronteriza y turística.

2.-La reciente reducción del subsidio federal a las tarifas eléctricas. Inconcebiblemente, los recibos de luz son altísimos a partir del 15 de octubre en zonas de intenso calor como Cancún, aunque daña también a los habitantes del resto del estado.

A ello debe agregarse  la inacción o permisibilidad  de la administración peñista en estos casos:

A).- Los sistemáticos y brutales ataques a la libertad de expresión en Quintana Roo. Los han sufrido, aun a la fecha,  varios medios y periodistas críticos, así como otros ciudadanos que osan censurar acciones de gobierno.  El portal noticioso Noticaribey la revista impresa Luces del Siglo, son emblemáticos. Se incluye el acoso, también despiadado, contra políticos disidentes.

B).- El colosal crecimiento de la deuda pública estatal.  En una sesión nocturna, fast track, por mayoría, el Congreso del estado aprobó el pasado jueves 13  una solicitud del gobernador   para contratar nuevos créditos bancarios por mil millones de pesos y restructurar la deuda pública de casi 14 mil millones de pesos. Con el nuevo préstamo la deuda pública asciende a 14 mil 727 millones 991 mil 143 pesos.  La Secretaría de Hacienda federal  informó hace unos días que QR es uno de los 4 estados con mayor nivel de endeudamiento como porcentaje del PIB estatal y sus participaciones federales. (Los otros son Chihuahua, Chiapas y Coahuila).

C).-Los atracos electorales del PRI, con un oneroso  costo  a cargo del erario y un daño  mayúsculo  a la democracia quintanarroense.

D).- La desviación de millonarios recursos por parte de  algunos delegados federales en el estado, como Fabián Vallado, de Sedesol, y Francisco Elizondo Garrilo, de la SCT.   Se priva de ayuda elemental a las clases marginadas, principalmente,  a cambio de apoyar campañas electorales o acrecentar fortunas personales.

Así,  ¿cómo no va a ser QR  caldo de cultivo para replicar los actos de inconformidad contra el presidente de la República?.

Justamente en el  importante polo turístico que es Cancún, cabecera del municipio de Benito Juárez, la Marcha por Ayotzinapa, convertida en Marcha Anti-EPN,  constituyó la más grande manifestación este  jueves 20.  Cerca  de 4.000 personas, principalmente jóvenes estudiantes y maestros, pero también mujeres, hombre y niños, se lanzaron a las calles.

Es reprobable que funcionarios del gobierno estatal hayan tratado de sabotear es marcha al difundir en redes sociales el rumor de que se había cancelado. Igual, que el alcalde priista Paul Carrillo de Cáceres fortificara el Palacio Municipal y dejara sin policías a la ciudad.Movilizó a cerca de 500 preventivos  para “vigilar”  el Malecón Tajamar, el acceso a la Zona Hotelera de Cancún  y   –primordialmente–  el Palacio.

No menos condenable es la actitud de la Rectora de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), Elina Coral Castilla, quien pretendió evitar el reclamo   estudiantil el jueves 20 en Chetumal.  Con el fútil pretexto de que las instalaciones serían fumigadas les cerró las instalaciones del plantel.

“¡No somos plaga, somos estudiantes!”, fue el mensaje que enviaron  a la rectora, por su intentona de  coartar un evento cultural de protesta programado  en la explana de la Uqroo.  Unos 700 universitarios y estudiantes de diversas escuelas de nivel medio y superior de la capital del estado, marcharon por todo el Boulevard Bahía hasta llegar al domo del Parque de la Alameda (frente a palacio municipal).

Las protestas se dieron  no sólo en Chetumal y Cancún, sino también en  los municipios de la Zona Maya, como Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos, especialmente golpeados por las erróneas políticas gubernamentales.

En todos los casos hubo arengas y mantas o cartulinas para reprobar a Peña Nieto. Y el carácter pacífico fue el sello general. Ningún incidente violento.

Ya anteriormente, en octubre (lunes 6 y miércoles 8), #Ayotzinapa, #LosQueremosVivos  y el rechazo a EPN hizo que en varios municipios se manifestaran  grupos de ciudadanos.

Los intentos del gobierno de Quintana Roo por evitar o reprimir la protesta social tienen un antecedente:

El  martes 26 de mayo de este año entró en vigor la polémica Ley de Ordenamiento Cívico al publicarse en el Periódico Oficial  estatal.  QR se convirtió así en el primer estado en regular las marchas en el país. Por mayoría la  aprobó  el 30 de abril  el Congreso quintanarroense.

No es otra cosa  que la versión ‘depilada’ y ‘light’ de la llamada Ley Antimarchas que el 25  de  marzo anterior  ya habían aprobado los propios  diputados. Recularon, ante la ola de inconformidad.

La original, denominada Ley de Ordenamiento Social, propuesta por el legislador priista Juan Carrillo Soberanis,  era un intento inconstitucional  por restringir las manifestaciones en el estado: prohibía  las protestas en sitios públicos como plazas y edificios de valor histórico o turístico, así como las marchas sobre vías primarias y zonas turísticas.  Por supuesto prohibía  el bloqueo de carreteras o calles, con la facultad para el Estado de usar la fuerza pública para ejecutar un desalojo en caso de cualquiera de estas posibilidades. Además, uno de los elementos más criticados, es que se obligaba a quienes pretendieran  manifestarse  a dar aviso a las autoridades  con 48 horas de anticipación.

¡Imagínese usted lo que hubiera pasado este jueves 20 de noviembre si esta última Ley es la que rigiera ya a Quintana Roo!.  No se habrían dado las manifestaciones o, peor aún,  la represión oficial habría tenido manga ancha…

——————————-     ———————–
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas que fueron de circulación nacional Quehacer Político y  Polémica.
@cantonzetina

http://carloscantonzetina.blogspot.com

Share