¿Qué va a hacer el Gobierno de López Obrador por esclarecer el asesinato el periodista; lamentarse únicamente; y la FEDALE, Gertz Manero?

Share

Diario 19 / 3 de diciembre de 2018 / Reflexiones

 

 

Los anatemas no sirven de nada, urge una investigación a fondo, además era correligionario morenista. ¿Perdón y olvido?

El periodista, Jesús Alejandro Márquez Jiménez, fue localizado sin vida en un cañaveral en el municipio de Tepic, Nayarit, no apareció en un hospital como dijo el Nuevo Presidente de México.

¡En México están matando periodistas!

 

Por Luis Cardona

 

Los periodistas en México hemos sido tan agredidos por el narcotrafico, por el poder regional de los caciques, por la mafia incrustada en los cuerpos de policía, por los políticos corruptos que amenazan y cumplen sus agresiones. Tanto nos han agredido que ya exigir justicia es solo un grito en el desierto.

Ya no está Péña Nieto, y el asesinato del periodista Nayarita no significa que lo haya mandado matar AMLO, pero sí tenemos un nuevo gobierno en el que muchos periodistas creen, e incluso defienden con los ojos cerrados a López Obrado y llegan aperder la objetividada y para ellos quien no halague o no hable bien de él es un ratrograda, un conservador, un ciego en busca de chayote. los cierto es que con las frases de Jesús Ramírez Cuevas, Coordinador de Comunicación Social de la Cuarta transformación, se ha visto cierta debilidad, flaqueante;  lamentando únicamente la situación, sin siquiera enterarse a tiempo de lo que sucede para decirle al Presidente de qué se trata el tema. López Obrador en la mañana trastabillante mencionó que sabía que “había aparecido popr alli en un hospital”. Por dios, desde el día anterior fue reconocido por sus familiares.

En las publicaciones de mucho medios empezaron a querer hacer de Alejandro Márquez “un periodista de nota roja”, como desmereciendo una intervención a fondo de la Feadle, que de por sí en su existencía de poco ha servido. Es hora de demostrar que se puede hacer justicia y no dejar el crimen en manos de la Fiscalía de Nayarit, no es un delito del fuero Común, es un delito federal, es una agresión contra un periodista. La víctima es un periodista, de nota roja o no; periodista como cualquier otro, y no será deshonesto, cuando Morena lo cobijo en pos de una regiduría.

Vamos Jesús Ramírez Cuevas, vocero de Presidencia, lamentar el asesinato, no es suficiente. Urge una investigación y dar con los perpetradores del crimen, porque de inmediato la Fiscalía Nayarita intenta descalificar al periodista. ¿Qué un periodista de Nota roja, no merece un trato igual que al de la página de política, o de Cultura o al que cubre el Senado o la Presidencia de la República?

Ramírez Cuevas expresó sus condolencias y lanzó la frase “no descansaremos hasta lograr un México donde exista justicia, libertad de expresión y seguridad”. Hace más de veinte años que estamos luchando por eso mi estimado Jesús, pero sabes qué, necesitamos justicia, porque nadie la brinda, nadie la ha brindado, y esperemos que ustedes si lo hagan, hoy les toca estar en el gobierno y es su responsabilidad no solo en las palabras, sino actuar porque se de la justicia.

Desde un inicio debes tomar las riendas y darle acompañiemto a la familia por las diferentes instancias de atención a víctimas. El Mecanismo de protección a periodistas, que cabe decir me brinda a mi, medidas cautelares hace tres años, desfortunadamante es un poquito solamente más que un cero a la izquierda. No tiene presupuesto. Existieron algunos “sabios” miembros del Consejo que soñaron con que las agresiones a periodositas en Mexico irían decreciando y por lo tanto el presupuesto fue cada vez menor, hasta llegar a la crisis que hoy se vive.

Cabe mencionar también que Jaime Rochin desde la noche en que identificaron el cuerpo estuvo atento, Jaime es el Consejero Presidente de la CEAV que a su vez por medio del Renavi brinda medidas de asistenciaa al víctimas que como un servidor lo pierden todo. Él ya está en contacto con la familia, pero en la Presdencia de la República ni siquiera estaban enterados de que habían matado al compañero.

Por Dios. Jesús ya la luna de miel debe terminar e iniciar el verdadero trabajo y puedes empezar por dar claridad a la información que emane de la investigación del caso del compañero nayarita, sin importar si era “periodista de nota roja”, era un periodista y punto, como tu, como yo, como todos. No existen periodistas de primera segunda o tercera, eso deben entenderlo desde el gobierno.

Han querido disimular el trastabilleo que cometió Andrés Manuel López Obrador, pero eso, Jesús, es porque nadie le informó lo sucedido, minimizaron el hecho, y cuando en la conferencia de prensa le preguntaron se notó de inmediato que no sabía de qué le estaban hablando, genéricamente apunto que la seguridad para los periodista continuaría y los escoltas no se los iban a quitar porque estaban amenazados igual que a los derechohumanistas, pero del compañero no estaba enterado y es culpa de su oficina de Comunicación Social, o digamos que todo lo acontecido por la toma de protesta, el AMLOfest, la entrega del Bastón de Mando, la salutación de los invitados internacionales, la comida mexicana que se les brindó tanto a Maduro como a Ivanka, el chavo de la bicicleta que se le acercó a decirle que no nos puede fallar, todo eso Jesús, no le permitió a López Obrador enterarse de que en un cañaveral con tres disparos en la cabeza habían asesinado al compañero Márquez.

Vamos Jesús, ahora es cuando tienes que enseñarnos de qué estas hecho, aunque como dicen las periodistas de la Red de Ciudad Juárez ahora eres un “periodista en receso” (cosa que no creo, pero así catalogan ellas a los periodistas que entran a trabajar al gobierno),

Los periodistas que hemos sido agredidos física y moralmente no creemos en frases candorosas, sabemos del peligro que representa reportear en México, unos desplazados, otros en el exilio, pero todos periodistas a los que a pesar de todo, no nos callan y continuamos trabajando, porque esa es nuestra mejor arma, el trabajo, no vivir de los demás como muchas ONGS, que viven de nosotros las víctimas, por eso, existe ahora una Asociación de periodistas desplazados, de lucha y atención de periodistas por periodistas, no de hipsters que jueguen al magnanimo y se autonombran defensores de periodistas. El dialogo, Jesús, debes tenerlo con los periodistas, no con los representantes de la Reina Isabel, o con los del gobierno Francés, es aquí en México y con los périodistas mexicanos, sin Ongs de por medio, ellos no nos representan.

Urge Jesús, que el caso del compañero Nayarita se atienda y se de con los culpables, sino entederé en lo particular que seguimos donde mismo, que los derechos de los periodistas seguirán siendo pisoteados y sobajados.

Esto no es una posisción política, es una posición objetiva y un reclamo de justicia de un periodista al Coordimador de Comunicación Social de la Presidencia de la República en el que quiero creer; el que terminará con los embutes y los “niveles” entre periodistas.

Justicia para Alejandro Márquez!.

Em México siguen matando periodistas!

 

Share
Share
Share