Diálogos por la educación, compromiso incumplido

Share

Azael Santiago Chepi

 

“Diálogos por la Educación, para la atención Legislativa al Pueblo de Oaxaca en Materia de Educación”…así han llamado los diputados locales a unos nuevos foros regionales consultivos que se encuentran convocando para armonizar la Ley en materia educativa, lamentable eslogan el de: “Diálogos por la Educación, Todas las voces juntas por la Educación”, que denota un doble discurso, por parte del congreso del Estado.

En otro momento sostuve que el propósito de los foros de Construcción de la ley Estatal de Educación que se llevaban a cabo en el marco del Acuerdo firmado por el Ejecutivo Estatal, el Poder Legislativo y la Sección XXII, generaban un intercambio de opiniones para obtener planteamientos que fueran retomados en la redacción final de la iniciativa de Ley Estatal de Educación, es decir, el objetivo de estos foros fue propiciar la participación plural, el diálogo abierto y la construcción colectiva, basada en todo caso en los principios constitucionales y en los tratados internacionales, propiciando avances del derecho a la educación, posibilito al mismo tiempo, para la SECCION XXII un camino de la lucha contra la reforma educativa, sin renunciar a otras acciones en diferentes ámbitos a nivel nacional por la derogación de la reforma, en defensa de la educación pública y los derechos de los trabajadores, porque la Educación es un tema de interés social.

Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos realizados por diferentes actores involucrados en el tema educativo, cuando ya tendría que empezar a generar consensos, en una iniciativa de ley cuya construcción fue anunciada públicamente, con la participación del poder legislativo, el Poder Ejecutivo y la Sección XXII, en su lugar y faltando a la palabra, transgrediendo todo acuerdo político, que evito un paro de labores para transitar por el camino del diálogo a la construcción de la iniciativa de ley que cumpla con la protección de la educación pública, se anuncian otros foros para dar la discusión sin embargo, pareciera un juego de palabras, y un dialogo de oídos sordos, los 37 foros realizados con la participación de autoridades municipales, maestros, autoridades estatales de diversas dependencias, y los diputados de las regiones que se presentaron a los mismos, ¿en dónde quedaran? como se construyen consensos o se dan las discusiones si los diputados que tenían el deber de asistir a esos foros no asistieron, cuál es entonces su forma de escuchar al otro y dar la discusión, desde ahora los foros convocados por el Congreso del Estado, están deslegitimados, pues el sector involucrado en la temática con quien tendrían que dar la discusión para conocer la problemática, escuchar las propuestas y buscar su viabilidad, ese sector que es el de los maestros no están convocados, y mucho menos invitados para ser escuchados, por eso de origen los nuevos foros están viciados, carecerán de toda legitimidad.

Máxime cuando otro grupo de diputados locales ha descalificado dicho foros, preocupados por una controversia constitucional que no tendrá mayores efectos para Oaxaca más que requerir la armonización que tarde o temprano se realizará, este otro grupo de diputados ha manifestado que presentaran una iniciativa diversa, rompiendo también el acuerdo de construirla juntos, por ello contrario a lo que debería pretenderse con los foros, como generar diálogos, lo que se está rompiendo es un acuerdo de suma importancia, que en la situación actual podría romper el proceso de diálogo y acuerdos políticos entre los órganos de Gobierno y la Sección XXII.

Llama la atención, que hasta este momento se pretenda escuchar más voces, eso no se cuestiona, lo que es plenamente cuestionable son las formas, lo que está generando al interior del propio Congreso, y la falta de respeto a los acuerdos políticos que denota la falta de oficio en la materia de quienes no han podido en tantos meses generar una acuerdo entre las diferentes fuerzas al interior del congreso para ponderar el tema educativo, no para legislar bajo una línea, sino para construir una norma jurídica que sea garantista, que se legisle en torno a garantizar el derecho a la educación bajo los más altos estándares, garantizándonos a los Oaxaqueños que la Ley favorecerá y sea garante del principio pro persona es decir que las normas que contenga sean las más favorezca a las personas, además la Ley Estatal de Educación, deberá sentar las bases para que sea un instrumento de la política pública a implementarse en materia educativa en el Estado.

Un llamado al Congreso, para no obviar a quienes por mandato constitucional tienen derecho a opinar sobre el tema por ser el sector que mejor conoce la problemática y los retos, a no descalificar los esfuerzos realizados, y sobre todo a no deslegitimar la Ley Estatal de Educación desde antes de su origen. Hay que recordar que los destinatarios para hacerla posible en los hechos será el gremio al que hoy soslayan, bajo argumentos equívocos y manipulables como que ningún sector, grupo, etc., es dueño de la Educación. ¡No se equivoquen, Ustedes tampoco lo son! No se trata de seguir la línea que ha impuesto el ejecutivo federal, se trata de discernir, de construir con base en el respeto a los derechos, y entiéndase con ello no solo el tercero constitucional, sino con respeto a la constitución en su conjunto, y no hacer un copia y pega de las normas o leyes ya aprobadas.

@AzaelSChepi

 

Share
Share
Share