Wachochi: Una dieta a base de Coca, papas fritas y duritos

Share

Gabriel Valencia Juárez / Red libre periodismo / diario19.com

 

 

Wachochi, Chihuahua.- Aun cuando en la mayoría de las escuelas primarias, secundarias, bachilleratos y universidades, no tienen bebederos escolares con agua purificada, directores y profesores están conscientes que el consumo de refrescos y alimentos chatarra, dañan la salud de los estudiantes al consumirlos, producto, en parte, de la influencia de las televisoras nacionales que transmiten anuncios comerciales de empresas extranjeras, sin advertir de los efectos nocivos a la salud, por lo cual, “el gobierno debe regular a la televisoras para que tengan una responsabilidad social con la sociedad mexicana”.

Lo anterior se desprende de opiniones del rector de la Universidad Tecnológica de la Tarahumara –UTT-; de los directores de las secundarias Federal número 56 y Técnica Industrial Bilingüe No.59; primaria Timoteo Martínez y el Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 170, mismos que coincidieron en que el consumo de refrescos altos en calorías y otros alimentos chatarra, producen presión alta, diabetes, colesterol y obesidad, además de otros factores colaterales que causan daños a la salud, como la falta de educación y cultura de los padres de familia, y la gran influencia de las televisoras nacionales.

“Se debe empezar desde la casa. Si no hay buenos hábitos, se batalla corregir en las escuelas a los alumnos”, apuntó el director de la Secundaria Técnica Industrial Bilingüe No. 59, Juan Caro Chaparro.

Parte de las estrategias para enfrentar la influencia negativa del consumo de bebidas con altas calorías y grasas de los alimentos chatarra que dañan al cuerpo humano, en algunas instituciones escolares de Guachochi, de acuerdo a los programas alimentarios implementados por la SEP, se proporcionan desayunos calientes, nutritivos y saludables, donde no se consumen refrescos ni se vende en las tiendas escolares, con lo anterior se trabaja para concientizar y sensibilizar a la población estudiantil a que no consuman alimentos y refrescos que perjudican su salud. A continuación transcribimos cinco entrevistas a directivos de las escuelas serranas:Las televisoras deben ser reguladas por el gobierno para que no transmitan anuncios que dañan la salud de los mexicanos: rector de la UTT

Ante la falta de una cultura y educación en la sociedad mexicana para enfrentar diversos problemas, como las enfermedades, entre las que se destacan la alta presión –hipertensión-, la diabetes, el colesterol y la obesidad, provocadas por el consumo de refrescos de elevadas calorías y otros productos chatarra, los medios masivos de comunicación –MMC-, tienen una gran responsabilidad social de la grave situación, ya que repercuten por el bombardeo diario de anuncios en su programación que estimulan el consumo de refrescos y otros productos nocivos, afirmó el Rector de la Universidad Tecnológica de la Tarahumara, José Luís Cerda Díaz.

En Guachochi y región serrana, agregó el rector de la UTT, solo están al aire tres canales locales de televisión en los cuales se lanzan más de 20 mensajes comerciales en cada corte de la programación, anunciando el consumo de productos chatarras y bebidas que dañan la salud de los consumidores, repercutiendo negativamente en la sociedad por los altos costos que invierte el sector salud para curar a los enfermos de las enfermedades crónico degenerativas que se han convertido en epidemias, preciso.

Por lo cual, considero Cerda Díaz, deben regularse la televisoras por parte el gobierno, ya que existe un abismo y una desinformación en la sociedad mexicana, sociedad que debería ser participe en la solución de los problemas sociales que le perjudican, por ello, las televisoras deben colaborar con la sociedad con “responsabilidad social”.

La anterior opinión del rector se desprendió tras inquirirlo sobre el papel de algunas televisoras nacionales –Televisa y Tv-azteca-, que no transmiten el mensaje sobre las enfermedades que producen el beber refrescos con altas calorías y dañan la salud de los consumidores; sólo transmiten trasmiten el mensaje contra los refrescos y el impuesto,la CCN en español y Radio-Televisión Fórmula, con lo cual, las primeras no están cumpliendo con su compromiso social con la sociedad mexicano; solo las dos últimas de acuerdo a la campaña nacional contra el consumo de refrescos.

El pueblo de México debe retomar sus raíces y origen de la alimentación y arte culinario que se forjó durante siglos, y de esta forma enfrentar los problemas de salud que se han desarrollado en los últimos 20 años, indicó el rector de la UTT. Agregó que el sector salud del país solos, no podrán dar soluciones de salud a los mexicanos. Debe participar toda la sociedad, incluidas las televisoras, asentó.

Dese el punto de vista del rector de la UTT, las universidades deben participar con la comunidad de una manera “concluyente y no excluyente” para solucionar los diversos problemas de la sociedad mexicana, y tratar de influir entre los ciudadanos –hombres y mujeres- para que eleven su educación y hagan un esfuerzo por adquirir cultura en general, leyendo, y en donde los medios masivos de comunicación tienen un papel preponderante, los cuales deben ser regulados por el gobierno en favor de la sociedad, apunto Cerda Díaz.

En la primaria Timoteo Martínez está prohibido vender refresco y productos chatarra

En la escuela primaria Timoteo Martínez –nombre en honor al líder de campesinos e indígenas en Guachochi y Sierra Tarahumara-, tiene 506 alumnos que reciben clases en 18 grupos, tres de cada grado del primero al sexto grado, y es una de las escuelas con mayor población estudiantil a nivel nacional. Tiene una planta docente de 18 profesores y nueve de personal administrativo, limpieza y vigilancia, indicó la directora Elizabeth Salas Torres.

Existe una campaña permanente entre los alumnos para que no consuman refrescos y productos chatarra que dañan su salud, expresó la maestra Salas Torres, y añadió: la implementación de este programa en la escuela, es a partir de las normatividades que oficializó la Secretaría de Educación Pública –SEP- para educar a los alumnos a que no consuman productos dañinos que venden en las escuelas a través de las cooperativas escolares.

A partir del presente ciclo escolar 2013-2014, la dirección de la escuela primaria Timoteo Martínez, con amplias instalaciones, campos deportivos y salones reconstruidos, puso en marcha el programa contra el consumo de refrescos y comida chatarra en el interior del plantel escolar, haciendo énfasis los profesores entre los alumnos, desde primero hasta sexto grado, del peligro que corren al consumir ese tipo de productos dañinos, re forzándolo con el ejercicio, abundó la directora de la primaria, una de las más antiguas en el Municipio de Guachochi.

Es por ello, resaltó Elizabeth Salas, que en la cooperativa escolar ya no se venden refrescos ni productos chatarra. “Esta estrictamente prohibido la venta de sodas, y en su lugar se venden botellas con agua purificada y otros productos sanos y naturales, y no chatarras”, sentenció.

Programa de alimentos sanos y nutritivos sin refrescos nocivos como la coca cola en la ESTIB No. 59
En la Escuela Secundaría Técnica Industrial Bilingüe No.59, con 249 alumnos de los cuales 167 son indígenas rarámuris, se reparten diariamente entre 140 y 150 desayunos calientes y nutritivos, mediante una aportación de $1.00 por día por estudiante, y de acuerdo al programa alimenticio implementado por la SEP, no se venden refrescos en la tienda escolar por los daños que provoca a la salud de los estudiantes, expresó el director del plantel escolar, Juan Caro Chaparro.

Tras reconocer que los refrescos afectan la salud de los estudiantes, principalmente la coca cola, el director de la ESTB No. 59, manifestó que en las materias de Ciencia Naturales y Biología, los profesores hacen énfasis a los alumnos a no consumir refrescos por la alta azúcar que contiene y dañan el cuerpo humano. Esta estrategia de concientización, es apoyada por personal de la Secretaria de Salud con conferencias sobre salud y nutrición. Sin embargo, reconoció Caro Chaparro, que fuera de la escuela, los alumnos consumen refrescos bajo su responsabilidad.

Considero el profesor Caro Chaparro que debe concientizarse a la población estudiantil, desde preprimaria, primaria, secundaria, bachillerato y universidad, para contrarrestar las campañas publicitarias de las empresas refresqueras que transmiten en las televisoras nacionales; sin embargo, expuso que la concientización de no beber refrescos y comida chatarra, “debe empezar por la casa, sin hay buenos hábitos, se batalla para corregir en la escuela”, por lo cual, hay que concientizar a los padres de familia, resaltó.

También en la escuela secundaria bilingüe, se imparten otras asignaturas en diversas materias sobre el daño que hacen el consumir drogas y licor, que son temas directos a los estudiantes para que entiendan el daño que causan a su salud.

Finalmente, el director de la ESTIB No. 59, informó que parte de la alimentación es proporcionada por la CDI cada mes por medio de 60 becas alimenticias y la CET, cada dos meses con solo 50 becas que son insuficientes; sin embargo, con ese apoyo institucional.

Finalmente, el director de la ESTIB No. 59, informó que parte de la alimentación es proporcionada por la CDI cada mes por medio de 60 becas alimenticias y la CET, cada dos meses con solo 50 becas que son insuficientes; sin embargo, con ese apoyo institucional, proveen desayunos calientes a 150 alumnos de escasos recursos de lunes a viernes, abundó.
No se venden refrescos porque producen obesidad y otras enfermedades: Secundaria Técnica No. 56
Además de que son caros los refrescos para los alumnos de escasos recursos económicos, en la Secundaría Federal No. 56, no se venden en el interior del plantel escolar, ya que producen obesidad y otras enfermedades como alta presión, diabetes y colesterol, enfermedades que son multifactoriales, ya que no solo los refrescos los únicos que las producen, también otros alimentos chatarra, harinas y grasas con alto contenido calórico, expresó la directora Rosa Armida Rubio Carreón.

Para enfrentar el consumo de bebidas y alimentos chatarra dañina que producen obesidad, la Secundaria Federal de Wachochi, tiene un programa de entre 120 y 140 desayunos calientes para igual número de alumnos. Son desayunos nutritivos y saludables en los cuales se incluyen soya, huevo, cebolla y discretas porciones de ajo. Y para sustituir los refrescos, se proporcionan atoles de maicena y avena, aguas de horchata, de arroz o de otras frutas de temporada. Los desayunos que preparan dos cocineras, se dan de 10 y media a las 11 de la mañana, expresó la directora Rubio Carrillo.
Aparte del apoyo bimensual por la CET con becas alimenticias, los 33 profesores del plantel escolar, aportan 20 pesos cada semana, sumando 620 pesos con los cuales se compran semanalmente carne –que se proporcionan cada miércoles-, verduras, frutas y pago del gas.
Los alumnos aportan cada semana 20 pesos, con esa cantidad se pagan a las dos cocineras, tomando en cuenta que 45 alumnos están becados, por lo cual a ellos no aportan ni un centavo, ya que son de escasos recursos económicos, y por lo mismo no tienen para comprar refrescos que producen obesidad y otras enfermedades colaterales que en los últimos años se han incrementado, apuntó la maestra Rosa Armida Rubio.
En el CBTA No. 170 se exhorta a los alumnos a no consumir refrescos ni alimentos chatarra y hagan ejercicio
Dentro del programa de educación en el Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 170, cuya directora es la ingeniero agrónoma, Patricia Bustillos, se permite la venta de “refrescos pequeños” y no se vende alimentos chatarra como “sabritas”; sin embargo, el subdirector técnico del plantel, Eduardo Silva Salazar, manifestó que están en contra de las bebidas endulzantes que publicitan como muy “energizantes”, el cual perjudica la salud por el alto contenido de azúcar.Señaló el profesor Silva Salazar, que tienen programado la instalación de bebederos y purificadoras de agua para que la guarden en garrafones para consumo humano, no solo para los alumnos, también para la población en general.
A su vez la directora del Cbta No. 170, Patricia Bustillos, señaló que para contrarrestar la influencia negativa del consumo de bebidas y alimentos chatarra que afecta la salud de los alumnos, como las drogas y el licor, se imparten conferencias sobre el tema, así como de sexualidad, Sida y salud por parte de personal del IMSS.
Además se hace énfasis en el ejercicio y deporte cotidiano entre los alumnos, como fut bol, boli bol, básquet bol y sof bol, en donde las mujeres son las mejores, finalizó.
Share
Share
Share