Denuncian desaparición de activistas Julián Luna y Betsy Ramírez

Share

diario19.com / MVS

 

Días antes de la desaparición de su hijo Julián, este le reportó tanto a sus amigos como a sus familiares más cercanos, que estaba siendo acosado y perseguido por supuestos policías vestidos de civil.

Desde el pasado 3 de marzo, los activistas universitarios Julián Humberto Luna Guzmán y su pareja Betsy Ramírez Hernández, se encuentran desaparecidos y perdieron todo contacto con sus familiares y amigos, por lo que ambos casos ya fueron denunciados ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), dijo la madre de Julián, Blanca Luna Guzmán.

De acuerdo con la madre de Julián, desde el pasado el martes 3 de marzo que sostuvo una comunicación con su hijo a través de Whats App para concertar una comida, él jamás se volvió a conectar a dicha red social ni a ninguna otra, mismo caso que Betsy Ramírez, por lo que sus familias ya presentaron la denuncia formal  ante el Centro de Atención a Personas Extraviadas o Ausentes (CAPEA) de la Procuraduría capitalina y ante la Comisión de Derechos Humanos del DF.

Blanca Luna agregó que días antes de la desaparición de su hijo Julián, este le reportó tanto a sus amigos como a sus familiares más cercanos, que estaba siendo acosado y perseguido por supuestos policías vestidos de civil, por lo que ella expresó su temor de que ambos jóvenes sean víctimas de una desaparición forzada cometida por agentes del Estado mexicano.

En el caso de Julián Luna ya había sido víctima de un intento de desaparición por parte de las autoridades, ya que fue detenido hasta en tres ocasiones  por participar en diversas movilizaciones realizadas en la Ciudad de México contra el gobierno federal, además de que resultó herido el 1 de diciembre del 2012 durante la marcha contra la toma de protesta del Presidente Enrique Peña  Nieto, fecha en la que sufrió una fractura expuesta en su brazo izquierdo.

Luna Guzmán agregó que la primera detención de su hijo se registró el 30 de agosto del 2013 tras una marcha celebrada ese día, destacando que en esa ocasión fue acusado de portar un objeto apto para agredir a la autoridades debido a que cargaba una bandera negra, delito que no se le pudo comprobar y por el que fue liberado posteriormente.

Detalló que Julián Luna nuevamente fue detenido por policías capitalinos el 1 de diciembre del 2013, tras una marcha en la que presuntos anarquistas del llamado “Bloque Negro” atacaron las instalaciones de Televisa Chapultepec con bombas molotov, aunque fue liberado tras recibir una golpiza que le provocó una herida en la ceja, pero sin que la autoridad presentará cargos en su contra.

La mamá del activista relató que el 14 de noviembre del 2014, Julián fue detenido cuando se encontraba en la calle junto con un amigo suyo de nombre Alejandro, en lo que ambos calificaron como un intento de desaparición forzada, ya que fueron metidos en una camioneta tipo VAN sin ventanas y por agentes vestidos de civil que en lugar de trasladarlos a una agencia del Ministerio Público, los estuvieron paseando por la ciudad, hasta que los propios jóvenes lograron llamar la atención.

Una vez que los supuestos agentes fueron descubiertos, finalmente los pusieron a disposición de la autoridad ministerial, acusándolos de robar 500 pesos a una mujer policía, es decir, en una mecánica muy similar a la que se usó para detener y encarcelar a los también activistas Bryan Reyes y Jacqueline Estrada, actualmente presos por el supuesto robo de 500 a una policía federal.

Dijo que a diferencia de Bryan Reyes y Jacqueline Estrada que siempre han negado los hechos, el abogado de Julián Luna le recomendó declararse culpables de este delito para que obtuvieran una rápida libertad bajo fianza, por lo que el 29 de diciembre del 2014 salió en libertad y regresó al activismo. Estos antecedentes de acusaciones inventadas y detenciones arbitrarias, le hacen temer por la vida de su hijo, ya que no lo ha podido localizar en hospitales o agencias del Ministerio Público, por lo que hizo un llamado urgente a las autoridades para que lo presenten con vida.

Tanto Julián como su novia Betsy se la pasaban “brigadeando” dentro del Metro, por lo que ambos “ya están ubicados” por las cámaras de videovigilancia del Sistema de Transporte Colectivo (STC).

“Desde el martes está desaparecido y su novia también, no contestan los celulares se ve que no se han conectado desde el lunes a las 11 de la noche, siempre nos enviamos mensajes porque no vive conmigo, sino con Betsy, entonces así es como está” detalló.

Share
Share
Share