2013: Autocensura en México elimina coberturas en agendas de medios

Share

Balbina Flores Martínez /Reporteros sin fronteras

balbina flores Según el reporte anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF), en 2013 fueron asesinados 71 periodistas en todo el mundo, cifra un poco menor a la registrada en 2012, cuando se contabilizaron 88. En cambio, en el mismo lapso de tiempo el número de secuestros de comunicadores aumentó más del doble: de 38 pasó a 87, en el año que recién terminó.

De los 71 periodistas asesinados, 54 (39 por ciento) ocurrieron en zonas de conflicto, 11 (8 por ciento) pertenecían a medios independientes; y 6 (4 por ciento)  eran mujeres.

Entre los tipos de medios que sufrieron la pérdida de sus reporteros está, en primer lugar, la prensa escrita con 37 por ciento; radio 30 por ciento; y Tv 30 por ciento. Por segunda ocasión, 3 por ciento de portales de información sufrieron alguna pérdida.

Los cinco países con más periodistas asesinados fueron Siria (10), India (8), Filipinas (8), Somalia (7) y Paquistán (7). En el caso de Somalia, los comunicadores fueron blanco frecuente de grupos armados islamitas afiliados a Al-Quaeda. En India y Filipinas se incrementó la violencia de grupos mafiosos, manifestantes y partidos políticos, a quienes se sumaron las fuerzas de seguridad.

En Somalia, los periodistas fueron víctimas de la milicia islamita de Al-Sahabaab, mientras que en Paquistán grupos rebeldes impidieron a los comunicadores hacer su trabajo.

Mal año en México

En este contexto mundial, la situación de la libertad de expresión no es mejor en México, donde la política de autocensura en los medios de comunicación ha eliminado de la agenda algunas coberturas, como la de la violencia, la cual comenzó a desaparecer de las páginas de gran parte de los diarios del país desde principios de este año.

“Enrique Peña Nieto ganó la agenda de la violencia”, cabeceó el portal Hilo directo,  donde hasta el 31 de octubre de este año, el tema de la violencia relacionada con el crimen organizado sólo representó  el dos por ciento de los titulares de medios impresos y 8 por ciento de los teaser en noticiarios de radio y televisión.

En la capital del país, el gobierno federal es la fuente de las notas sobre este tema al igual que en los noticiarios de radio y televisión, refirió el informe del Observatorio de Comunicación Pública de la Violencia, publicado el 21 de noviembre de 2013.

En 2013 dos periodistas fueron asesinados en México por su ejercicio profesional -en cuatro casos más, RSF continua investigando el vínculo con su labor periodística- y otros tres se encuentran desaparecidos.

Para RSF, “el regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al poder y las nuevas presiones a los medios de comunicación han contribuido a aumentar la autocensura, por lo cual la cifra de periodistas asesinados ha disminuido con respecto a otros países”.

En el caso de México y Colombia, otro factor se ha incorporado al ambiente hostil contra la prensa: las agresiones de la policía en coberturas de protestas sociales, donde se han registrado, por lo menos en México, 65 agresiones físicas; 16 ataques a medios de comunicación; y más de 20 amenazas en contra de periodistas, con base en datos de RSF.

Encarcelados

 RSF detalla en su informe que la información en internet se enfrenta a mayores riesgos en el mundo “al multiplicar las detenciones de periodistas y blogueros, y endurecer las políticas de represión contra los disidentes; las autoridades intentan fortalecer el control de la información y fomentar la autocensura online”. Con esta práctica, afirma la asociación, algunos países se han convertido en las prisiones más grandes del mundo. La lista la encabeza China con 30 periodistas y 70 internautas encarcelados.

Le sigue Eritrea, con 28 periodistas encarcelados, de los cuales 11 periodistas después de doce años no han logrado ver a un juez; otros siete han muerto, víctimas de malos tratos. En Turquía 27 comunicadores y dos empleados de medios se encuentran presos. En Irán hay 20 periodistas y 51 internautas encarcelados y finalmente Siria, donde 18 periodistas extranjeros permanecen presos y 22 informadores sirios están detenidos.

El Comité de Protección a Periodistas de Nueva York, CPJ, registró 211 periodistas encarcelados en todo el mundo durante 2013.

Como vemos, el 2013 no fue un año favorable para la prensa en el mundo y en México, donde los seis principales peligros que enfrenta el periodismo siguen siendo: impunidad, inseguridad, censura, precariedad laboral, asedio del crimen organizado y de las autoridades, quienes se han convertido en los principales enemigos de la libertad de expresión, particularmente en nuestro país.

(Texto publicado originalmente en la revista Zócalo de Enero, 2014)

 

 

Share
Share
Share