No importan multas al Verde; seremos tercera fuerza política: Senador ecologísta

Share

juan.arvizu@eluniversal.com.mx

 

Para pagar las multas que le impusieron el INE y el TEPJF por su campaña de comunicación, el PVEM carece de recursos suficientes, por lo que solicitó un crédito a Interacciones por 150 millones de pesos.

El partido acumula 166.4 millones de pesos en multas, y espera más, según el coordinador de la bancada en el Senado, Carlos Alberto Puente Salas.

Estima que “constancia y disciplina en el trabajo” del PVEM y, en efecto, el impacto de sus mensajes que dan cuenta de compromisos cumplidos, perfilan a su partido para convertirse en la tercera fuerza política en la Cámara de Diputados, desde la perspectiva que ofrece el momento previo a la salida a las campañas electorales.

Con un eventual logro de más de 50 curules, el Verde Ecologista en la 63 Legislatura tiene la expectativa de duplicar su presencia en el pleno de San Lázaro, que ahora es de 27 diputados, y con ello “se incrementará nuestro nivel de influencia en la Cámara de Diputados y cada vez será más sencillo para el Verde cumplir sus compromisos con los ciudadanos”.

Prevé que la oposición adoptará estrategias para bloquear los nuevos temas de propuesta que ya tiene diseñadas el PVEM para la etapa de campaña electoral y que seleccionará de su plataforma registrada ante el INE. Se trata, subraya, de prioridades de los temas sensibles para la gente.

Para identificar las nuevas propuestas que impulsará el Vede en la 63 Legislatura, “no necesitamos genios, sino el usar las dos orejas que tenemos para escuchar el doble de lo que hablamos con una boca”.

Vocero del PVEM y representante del partido en el INE, Puente Salas subraya que las sanciones de que ha sido objeto su partido, por actividades de publicidad semejantes a las que ya había desplegado en años anteriores, y que lo colocan como el más multado de la historia electoral, ocurren en un contexto en el que “la autoridad lleva a cabo una modificación de criterios de acuerdo a su interpretación”.

Afirma Puente: “Con la modificación de criterios, ellos dicen que atentamos contra la equidad en un modelo de comunicación, pero podía decir que para mi interpretación se cambiaron las reglas del juego en un partido que ya había iniciado”.

Gastó sus ahorros

Y anuncia que para el Partido Verde la difusión institucional, “todavía la podemos seguir haciendo hasta que no inicie el proceso de campaña electoral” (en abril) y, desde luego, se hará cargo de eventuales medidas cautelares que en su contra interpongan “los siete”, el frente de partidos políticos que se levantaron de la mesa del Consejo General para presionar al INE y conseguir la destitución de un funcionario (Alfredo Cristalinas, titular de la Unidad de Fiscalización), y que doblaran una multa al “competidor incómodo que exhibe a otros”.

El PVEM ahorró 320 millones de pesos en dos años para destinarlos a su campaña de comunicación, en la actual fase previa al proselitismo de candidatos, dice Puente Salas.

“Para eso es el dinero que nos entregan, y lo que no queda claro es en dónde está el recurso que reciben otros institutos políticos, que no lo vemos”, expresa el legislador.

Carlos Alberto Puente Salas, entrevistado en su oficina del Senado, considera que al menos su partido tiene multas acumuladas por unos 165 millones de pesos, más lo que se acumule o lo que se reste en las apelaciones que interponen en cada caso de las múltiples quejas en contra del partido, que se replican en el Consejo General del INE, en la sala especializada y en la sala Superior del TEPJF.

Por eso es que confirma que solicitaron un préstamo a Banco Interacciones, propiedad de Carlos Hank Rohn y que como garantía del préstamo pusieron las prerrogativas del partido.

No checa que a su partido le impongan esta noche (miércoles) una multa de 76 millones de pesos, y que nos reciba muy sonriente.

—Nos dejan en ceros, sin recursos para la próxima campaña electoral, y tendremos que acudir a un crédito (bancario), pero no tenemos claros los números porque esperamos tener las sentencias definitivas que se dictarán y las multas. Pero lo que tenemos cuesta mucho ganarlo y no muchos lo tienen: tenemos credibilidad. Contamos con hombres y mujeres comprometidos con la forma de trabajar del partido, que tienen la camiseta bien puesta, que van a salir a caminar y tocar puertas, a meterle fibra para buscar el mejor resultado y tener el crecimiento (como fuerza política) que será el resultado de muchos años de mantenernos en la misma línea.

¿Habla de una organización partidista promotora del voto?

—Apelamos a las estructuras. No creemos en la coacción del voto. El Verde Ecologista es un partido que se comunica con los mexicanos, plantea sus compromisos y después es muy válido que salga a decirle (a la gente) qué ha cumplido y lo que no.

En nuestras estructuras tenemos trabajo político, en cada entidad y municipio, pero no somos el partido de los acarreos, de movilizaciones; somos el partido que busca llegar a la conciencia del mexicano y demostrarle que somos ese nuevo partido político que se compromete y cumple su acuerdo con los ciudadanos.

¿Ustedes serían sujetos de crédito como fuerza ascendente que tendría acceso a prerrogativas más altas, podría pagar multas quizá hasta de 200 millones de pesos y salir posicionado con el tercer lugar en la Cámara de Diputados?

—Para nosotros la prioridad es crecer obviamente como partido político, pero en la voluntad legítima de los mexicanos el día que salgan a elegir; la finalidad del Verde no es crecer por crecer en ingresos económicos.

El propósito es crecer en representación, porque ahí vamos a incrementar nuestro nivel de influencia en la Cámara de Diputados y donde cada vez va a ser más sencillo para el Verde Ecologista hacer realidad sus propuestas, cumplir los compromisos con los ciudadanos, lo cual nos fortalece como partido político.

¿Quedarse en ceros complica la operación de las campañas?

—El Verde Ecologista nunca se ha caracterizado por el derroche de otros que sí lo hacen, como vemos que actúa el PRD en el Distrito Federal; nosotros privilegiamos la propuesta, el ejercicio institucional. Nuestra mejor promoción son las mejores propuestas para los mexicanos.

¿La difusión de sus mensajes en cineminutos, espectaculares, spots, etcétera, dicen que es ilegal?

—Es 100% legal contratarlos, al igual que enviar tarjetas a algunos de nuestros afiliados y simpatizantes. Todo es legal. Se nos aplicó una medida cautelar porque se identificaban tres elementos: el 01 800, la página web y el lema “Sí cumple”, que a juicio de la autoridad electoral era un común denominador entre los mensajes de informes legislativos y la difusión institucional del partido.

Decían que existe una sistematización del mensaje y ellos señalan que se atenta contra la equidad electoral.

Primero que nada: es primera vez que se toma en cuenta eso de que “se atenta contra el modelo de comunicación (electoral)”.

Es increíble que le pidan a un partido que tenga que diferir de sus legisladores, que tenga que presentar cosas obligadamente distintas, con otros colores, con otras palabras y diferentes temas para que no se presente la sistematización. Seamos honestos, cualquier campaña de comunicación busca hacer un posicionamiento a través de la repetición del mensaje.

Resultan, sin embargo, como los más multados

—Sentimos que no estamos siendo tratados de igual manera que otros institutos políticos. Al PRD le aplicaron una medida cautelar, pero su spot sigue en el aire. A Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que menciona “tu voto” y aparece Andrés Manuel López Obrador, tampoco se retira el spot y no le aplican multa.

¿Con todo y multas la campaña de comunicación lo impulsa?

—Ese crecimiento del Verde no es a base de una campaña publicitaria, es resultado de una disciplina, de seguir una estrategia, pero también se debe a un trabajo que se ha realizado: las propuestas concretas. Es sencillo, no es que se hagan genialidades.

 

Share