Dos detenidos en caso de secuestro del periodista Gregorio Jiménez

Share

Extracto/Staff/ diario19.com

Notas y Editorial publicados hoy en diarionotisur.com.mx tras el secuestro de Gregorio Jiménez de la Cruz 

protesta

El periodista de Diario No­tisur, Gregorio Jiménez de la Cruz, fue secuestrado en las primeras horas de este miércoles; y el Gobierno del Estado inmediatamente activó el protocolo de seguridad que involucra la opera­ción de las fuerzas del orden estatal y federal; las organizaciones civiles de defensa de periodistas y la libertad de expresión exigieron que se rea­licen investigaciones puntuales y se recupere con vida al comunicador.

A las 07:15 horas, un grupo de cin­co personas con armas largas y pa­samontañas arribaron a la casa del periodista cuando regresaba de llevar a sus hijos a la escuela y amenazaron a dos de sus hijas; al ver la situación el reportero pidió a sus agresores que las liberaran y sólo se lo llevaran a él.

De acuerdo a las investigaciones, Gregorio Jiménez fue golpeado y em­pujado al interior de un vehículo de lujo y sin placas; sus agresores pre­suntamente habrían huido hacia la zona de los ejidos de Coatzacoalcos y los límites con Agua Dulce.

Los directivos de Diario Notisur notificaron a las fuerzas federales y estatales la desaparición para que se aplicara el operativo de vigilancia. La presión de los medios de la región aceleró el procedimiento.

Desde las 08:00 horas elementos de la Secretaría de la Defensa Nacio­nal (Sedena), Secretaría de Marina (Semar) y de Seguridad Pública (SSP) del estado activaron el operativo para buscarlo en toda la zona que colinda con Villa Allende.

La Comisión Estatal de Atención y Protección de Periodistas de Ve­racruz (CEAPP) y compañeros del reportero buscaron el resguardo de su familia y fueron trasladados a la cabecera municipal, donde están bajo la protección de la Policía Ministerial y el Mando Único.

Como parte de sus actividades, se buscó la protección de la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos contra Periodistas de la Procuraduría General de la República, con lo cual se permitió que la Policía Federal se incorporara a las labores de inves­tigación.

Hasta el mediodía, los familiares de Gregorio Jiménez de la Cruz decla­raban sobre su secuestro. La familia del periodista refirió que había sido amenazado meses antes debido a la incomodidad de una persona sobre las notas que había escrito en Diario Notisur.

Gregorio Jiménez de la Cruz, de 42 años de edad, es padre de cinco jóve­nes y además sostén de su nieto. En su labor periodística estaba encargado de cubrir la fuente policiaca en Villa Allende y además la nota social en esa zona, sobre todo las manifestaciones e inconformidades de los ciudadanos.

En sus escritos era muy cauto y sus últimas publicaciones estaban relacionadas con el secuestro del re­presentante de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Er­nesto Ruiz Guillén, con el apodo del “Cometierra”.

Gregorio Jiménez había dado se­guimiento a los plagios, asesinatos y problemas de inseguridad que se ha­bían presentado en Villa de Allende, una de las zonas que se registraban con altos índices de delincuencia.

 ABREN INVESTIGACIÓN

En ese tenor la Procuraduría Ge­neral de Justicia (PGJ) del estado inició la investigación ministerial COAT4/058/2014 y desahoga las in­dagatorias para dar con su paradero.

En un comunicado, la Procuradu­ría General de Justicia dio a conocer que abrió diversas líneas de investi­gación para establecer el móvil e iden­tificar a los responsables del plagio del comunicador; al mismo tiempo, designó al director de Investigacio­nes Ministeriales, Enoc Maldonado Caraza, como responsable del caso, quien ya se encuentra en esta ciudad y al frente de este caso.

“Desde el primer momento que se tuvo conocimiento del hecho, las au­toridades de procuración de justicia establecieron contacto con la familia del comunicador para brindarles todo el apoyo necesario. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP), con el apoyo de las fuerzas federales del Ejército, la Marina, así como la Policía Fede­ral, mantienen un intenso operativo en la zona sur para localizar a Gre­gorio Jiménez de la Cruz”, refiere el comunicado.

Cabe señalar que hasta el cierre de la edición se confirmó la detención de dos sospechosos, quienes estuvieron involucrados de manera indirecta en el plagio, pero no fue confirmado por las autoridades hasta que terminen las investigaciones.

 PRESIONAN MEDIOS LOCALES

Los reporteros de los medios de co­municación local realizaron dos protestas en el municipio de Coat­zacoalcos para exigir que se incre­menten los operativos para localizar al reportero.

La primera de las marchas se rea­lizó minutos después del evento de conmemoración de la Constitución Política.

La segunda marcha se realizó a las 17:00 horas, los reporteros mar­charon desde el Parque de la Madre hasta las instalaciones del Mando Único de Policía Naval, donde nuevamente consignaron su preo­cupación por la seguridad del com­pañero.

Los reporteros exigieron justicia y que se redoblen los esfuerzos para encontrar con vida al comunicador.

También a través de las redes so­ciales se hizo circular un pronun­ciamiento de varios reporteros a nivel nacional, donde se señala que “el secuestro de Gregorio Jiménez nos indigna como gremio, por lo que reporteros y editores de toda la Re­pública exigimos a las autoridades de Veracruz: Una investigación se­ria, transparente y expedita del se­cuestro de nuestro compañero; no descartar a priori ninguna línea de investigación, especialmente la que involucre su actividad como perio­dista y garantizar la seguridad de su familia y de sus compañeros de trabajo en el medio en el que se des­empeña.

Al Gobierno Federal le exigen: La inmediata intervención e inves­tigación de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos en Contra de la Libertad de Expresión, así como la intervención del Meca­nismo de Protección a Personas De­fensoras de Derechos Humanos y Periodistas para garantizar la segu­ridad de sus familiares y de su medio.

También en las redes se activaron los hashtag # losqueremosvivos y #Periodistasfollow, los cuales fueron utilizados como forma de presión en otros secuestros de periodistas.

 RESPUESTA DEL GREMIO PERIODÍSTICO

A nivel nacional se conoció el se­cuestro de periodistas y la nota tuvo repercusiones nacionales e interna­cionales, debido al apoyo de las orga­nizaciones de defensa de la libertad de prensa y derechos humanos.

En un comunicado el Comité para la Protección de los Periodistas de­manda a las autoridades mexicanas hacer ‘todo lo que esté a su alcance’ para dar con el paradero del repor­tero veracruzano Gregorio Jiménez

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) hizo un llamado a los se­cuestradores del periodista Grego­rio Jiménez de la Cruz, para que lo liberen, y exigió a las autoridades mexicanas hacer “todo lo que esté a su alcance” para dar con el paradero del comunicador, quien hoy fue pri­vado de su libertad afuera de casa en Coatzacoalcos, Veracruz.

Carlos Lauría, coordinador se­nior del programa de las Américas del CPJ, recordó que al menos tres periodistas han desaparecido en Ve­racruz desde 2011 y no han sido halla­dos aún, de acuerdo con las propias investigaciones que realiza el CPJ, que destacó que “la violencia vincu­lada al narcotráfico ha convertido a México en uno de los países más pe­ligrosos del mundo para la prensa”.

Por parte del organismo Repor­teros Sin Fronteras, también realiza­ron un pronunciamiento y mandaron una nota a los medios nacionales, re­probando el secuestro del periodista.

Balbina Flores, vocera del orga­nismo en México, mostró su solida­ridad con el gremio periodístico de Coatzacoalcos y se comunicaron con la fiscalía especial de la PGR para que esté pendiente del caso.

La organización Artículo 19, a través de Sebastián Aguirre, quien colabora con temas de derechos hu­manos y protección a periodistas, también se pronunció para que el Gobierno del Estado agilice las in­vestigaciones.

 ABRE INVESTIGACIÓN CN­DH

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que inició de oficio una investigación por el caso de la desa­parición del periodista veracruzano Gregorio Jiménez,

Por instrucciones del Ombuds­man nacional, visitadores adjuntos acudieron al lugar de los hechos a efecto de recabar evidencias y tes­timonios del caso, así como para co­nocer las actuaciones ministeriales relativas a la investigación de tales acontecimientos.

“Los agravios en perjuicio de pe­riodistas comprometen a los gobier­nos Federal y Estatal a realizar un oportuno y eficaz esfuerzo de inves­tigación que impida la impunidad y el deterioro progresivo de la libertad de expresión”.

La Comisión Nacional sostiene que es obligación del Estado prevenir cualquier acto que violente la liber­tad de expresión, ya que toda socie­dad democrática debe tener como uno de sus principales componen­tes la participación de una prensa libre e independiente, que cumpla con su función social en condiciones de seguridad.

De enero del año 2000 a la fecha, la CNDH ha tenido conocimiento de los casos relacionados con la muer­te de 87 periodistas o trabajadores del sector periodístico, asesinados, presumiblemente, por razón de su trabajo; asimismo, de 2005 a la fecha se han registrado 21 casos de perio­distas desaparecidos.

 DUEÑA DEL BAR “EL MAMEY”, AMENAZÓ A GREGORIO

El periodista Gregorio Jimé­nez de la Cruz fue amena­zado por la dueña de un bar llamado El Mamey. Fuen­tes allegadas al reportero de esta Ca­sa Editorial, que fue levantado este miércoles, informaron que la pro­pietaria del bar, cuyo nombre man­tienen en reserva, es investigada por la Procuraduría General de Justicia de Veracruz porque tras una fuerte discusión amenazó directamente a nuestro compañero y le dijo “no sabes con quién te metes” y que en­viaría amigos suyos “para ajustar cuentas”.

Durante las primeras investiga­ciones, a cargo del director de In­vestigaciones Ministeriales, Enoc Maldonado, se supo que la dueña del bar El Mamey, quien aparente­mente también es vecina de la mis­ma colonia donde se encuentra el domicilio del compañero, tuvo una fuerte discusión con Gregorio Jimé­nez, diciéndole “no sabes con quien te metes”, y advirtiéndole que enviaría unos amigos “para ajustar cuentas”.

 

  • Nota de la redacción diario19.com: Luego de ésta versión de Notisur en su nota principal, se habla de que no obstante la amenaza de la dueña del Bar, “las autoridades mantienen una línea de investigación que señala la agresión como parte de su tarea periodística”. Lo anterior pudiera ser una salida usual de las autoridades a criminalizar a la víctima, vinculándola con situaciones oscuras, para no aceptar que el hecho se relaciona con su actividad profesional.  

 

De manera extraoficial también se supo que ésta es una línea de in­vestigación de la PGJ, pero también se sabe que no se ha descartado la línea relacionada con su ejercicio periodístico.

Esta Casa Editorial manifiesta su apoyo a la familia del reportero, y demanda a las autoridades estatales que agoten todos los instrumentos a su alcance para localizar a Grego­rio Jiménez, un periodista honesto y trabajador, como está plenamente acreditado con su línea de conducta, y podemos atestiguarlo todos quie­nes le conocemos.

 

NOTISUR AVAL A CONDUCTA DE “GOYO”

 

Gregorio Jiménez De la Cruz es un hombre de origen humilde y esa virtud la proyecta cotidianamente en su quehacer y comportamiento.Maneja día con día una motocicleta que le permite trasladarse de Villa Allende –su pue­blo natal y donde formó una familia- hacia la urbe cada día más enorme de Coatzacoalcos.

Moreno, bigotón, de complexión robusta, suele ser muy quisquilloso al dialogar sobre cualquier tema; primero te mira como midien­do lo que le dices y lo que responderá; luego, habla en tono marcadamente sureño y echa la cabeza hacia atrás como esperando que re­chaces su argumento.

Si está de acuerdo en lo que dices y más aún: si le agrada tu planteamiento, ríe con mucha algarabía; de otro modo permanece serio, mue­ve la cabeza y responde con muestras claras de haber nacido para el debate…

Trabajador, alguien que busca día con día la manera de resolver con mayor eficiencia los requerimientos de su hogar, Gregorio Jiménez De la Cruz es –fundamentalmente- un hombre bueno y un reportero eficiente.

Dado este contexto, la privación de la liber­tad de nuestro compañero de trabajo, colega, amigo, vecino, conciudadano, lacera de manera grave y profunda todo nuestro Ser.

La agresión de que ha sido víctima “Goyo”, lo es para todos en Notisur, su casa editorial; lo mismo que Diario El Liberal y En La Red.

Pedimos a las personas que lo han secues­trado que lo regresen a casa sano y salvo.

No pudo haberle hecho daño a nadie para merecer una agresión de esta envergadura.

Gregorio, simplemente, no tiene esa capa­cidad moral, ni espiritual, ni económica, ni física, ni política, ni de ninguna índole.

Se trata de un hombre humilde en el sen­tido más amplio de este concepto que abarca, sobre todo, el aspecto humano.

La familia de Gregorio Jiménez de la Cruz aguarda por él, para que lleve a sus hijos a la escuela antes de salir a trabajar.

En Notisur lo esperamos para que nuestro día sea pleno con su labor pero –por encima de todo- con su presencia; su pelo ensortijado y su imagen en la moto irrefrenable.

A nivel internacional, nacional, estatal, re­gional, local, el apoyo que se ha desplegado en torno a nuestro colega, nace del simple y llano hecho de que los periodistas no somos –por definición- enemigos de nadie. No es esa la vocación de nuestra tarea y Gregorio no es la excepción.

El despliegue de un operativo oficial en la búsqueda de Gregorio, es una acción que debe rendir frutos.

A ello, añadimos el despliegue de manifes­taciones de solidaridad que refuerza nuestra convicción de que vale la pena ser periodistas a pesar de los riesgos del oficio.

Desde luego, la fe mueve montañas y la nuestra es gigante.

A quienes se llevaron a Gregorio Jiménez De la Cruz les reiteramos la petición de com­prender que se han equivocado de persona y de labor.

 

Lo queremos vivo.

Lo necesitamos.

Se los requerimos de vuelta en casa y pleno.

Share