Peña Nieto adquirió legalmente la casa de Ixtapan de la Sal / Comunicado de la Presidencia de México

Share

diario19.com

Como respuesta a la publicación del diario estadounidense The Wall Street Journal iniciando el miércoles 21 de enero de 2015, la Presidencia de la República emitió un comunicado, donde en tres puntos “explica” que la casa de Ixtapan de la Sal fue “adquirida legalmente” por Peña Nieto, y agrega todas las empresas que cumplan con requisitos pueden participar en licitaciones, además de asegurar que el presidente no participa en procesos de licitación y da a conocer todos los contratos que ha emitido la SCT en la materia.

A las 2:30 de la madrugada la Presidencia de México, difundió el boletín “PRECISIONES SOBRE NOTA PUBLICADA POR THE WALL STREET JOURNAL”, donde informa que el Presidente de la República adquirió legalmente su casa de Ixtapan de la Sal, misma que manifestó en sus declaraciones patrimoniales tanto como Gobernador del Estado de México, como en su calidad de Presidente de la República. Dicha casa la ha utilizado de forma pública y notoria.

En el punto dos, se detalla que las empresas mexicanas o extranjeras que cumplan los requisitos legales pueden participar en los procesos de contratación con el Gobierno Federal.

Agrega que la constructora a que se refiere la nota participó en términos de la ley aplicable en los procesos de contratación y los mismos fueron resueltos conforme a la ley por los servidores públicos encargados de dichos procesos; y detalla que al Presidente de la República no le corresponde participar en los procesos de asignación de contratos.

Finalmente, se indica que consistente con el punto anterior, a manera de contexto, tan sólo la SCT durante esta administración ha otorgado 6,534 contratos a más de 4 mil empresas, en los términos de la legislación aplicable y por los servidores públicos encargados de ello.

El Diario The Wall Street Journal dio a conocer este martes que Peña Nieto adquirió una casa en Ixtapan de la Sal a Roberto San Román Widerkehr, dueño de Constructora Urbanizadora Ixtapan y beneficiado con contratos de obra pública por más de 100 millones de pesos durante la administración de Peña Nieto.

The Wall Street Journal indica que  el negocio de Roberto San Román Widerkehr se disparó entre 2005 y 2011, cuando ganó 107 millones de dólares en licitaciones alrededor del estado, incluyendo varias vías y carreteras y parte de un contrato para construir dos hospitales en los pueblos de Amecameca y Chimalhuacán, según registros del Gobierno estatal.

Además detalla que la empresa de San Román Widerkehr ha ganado al menos 11 contratos federales por un valor de unos 40 millones de dólares con negocios en varios estados de México, desde que Enrique Peña Nieto llegó a la Presidencia en 2012.

Nota traducida por Reforma

La casa en el club de golf de Ixtapan de la Sal que el Presidente Peña compró en 2005 era propiedad de un empresario que posteriormente recibió contratos de obra pública por más de 100 millones de dólares en el Estado de México, reveló The Wall Street Journal.

Roberto San Román Widerkehr, el vendedor de la residencia y desarrollador del club de golf Gran Reserva de Ixtapan, fundó Constructora Urbanizadora Ixtapan en 1998, empresa que antes de la gestión de Peña solamente había ganado algunos contratos públicos menores en el Estado de México, detalló el diario.

Ésto se da a conocer en medio de la polémica por la casa que la Primera Dama Angélica Rivera compró al contratista Juan Armando Hinojosa, quien también vendió una casa a Luis Videgaray, titular de Hacienda.

Pero su negocio se disparó entre 2005 y 2011, cuando ganó 107 millones de dólares en licitaciones alrededor del estado, incluyendo varias vías y carreteras y parte de un contrato para construir dos hospitales en los pueblos de Amecameca y Chimalhuacán, según registros del Gobierno estatal.

Además, desde que Peña Nieto se convirtió en Presidente, en 2012, la firma de los San Román ha ganado al menos 11 contratos federales por un valor de unos 40 millones de dólares con negocios en varios estados de México, según documentos públicos. La empresa nunca había ganado un contrato directamente del Gobierno federal antes de que Peña Nieto asumiera el poder.

También recibió un contrato para construir un estacionamiento en el aeropuerto de Toluca. El Gobierno federal tenía una participación de 25 por ciento en la empresa que operaba el aeropuerto.

Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, negó al WSJ que exista alguna relación entre la transacción privada de la casa en Ixtapan de la Sal y el éxito del contratista para ganar contratos, y la familia San Román optó por no emitir comentarios al respecto.

Peña Nieto reveló la compra de la casa en el club de golf Gran Reserva de Ixtapan cuando adquirió la propiedad de 2 mil 38 metros cuadrados en cumplimiento con la obligación de declarar sus bienes. No obstante, la identidad del vendedor no se conocía hasta ahora.

Peña compró una casa de 372 mil dólares a precio de mercado, dijo Sánchez, y la transacción no representaba ningún conflicto de interés.

“La relación de Peña Nieto con algunos miembros de la familia San Román se remonta a varias décadas atrás”, afirmó.

Los San Román han sido desde hace mucho tiempo cercanos a altos miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Peña Nieto.

El ex Gobernador Alfredo del Mazo González, que tiene lazos familiares con Peña Nieto, fue durante un tiempo accionista de Inmobiliaria Club de Golf Ixtapan, la firma de bienes raíces controlada por los San Román, según documentos públicos.

El diario agregó que San Román Widerkehr murió en 2010 y su hijo Ricardo San Román Dunne tomó el control de los negocios.

En el resort de golf, la casa más barata a la venta, de 210 metros cuadrados, tiene un precio de 241 mil dólares o 3.5 millones de pesos, dijo un vendedor del resort.

El terreno más barato, de 400 metros cuadrados, está a la venta por 88 mil dólares.

 

El Comunicado del miércoles

Precisiones sobre nota publicada por The Wall Street Journal
Avatar_Escudo_Presidencia

En relación a la nota publicada por el diario financiero estadunidense The Wall Street Journal, el día de ayer, se hacen las siguientes precisiones:

1. El Presidente de la República adquirió legalmente su casa de Ixtapan de la Sal, misma que manifestó en sus declaraciones patrimoniales tanto como Gobernador del Estado de México, como en su calidad de Presidente de la República. Dicha casa la ha utilizado de forma pública y notoria.

2. Las empresas mexicanas o extranjeras que cumplan los requisitos legales pueden participar en los procesos de contratación con el Gobierno Federal. La constructora a que se refiere la nota participó en términos de la ley aplicable en los procesos de contratación y los mismos fueron resueltos conforme a la ley por los servidores públicos encargados de dichos procesos. Al Presidente de la República no le corresponde participar en los procesos de asignación de contratos.

3. Consistente con el punto anterior, a manera de contexto, tan sólo la SCT durante esta administración ha otorgado 6,534 contratos a más de 4 mil empresas, en los términos de la legislación aplicable y por los servidores públicos encargados de ello.

Share

Share
Share