La filosofía del Gobierno Municipal es apoyar a las escuelas con rezago: Alcalde

Share

Diario 19

 

 

La filosofía de la actual administración del Gobierno Municipal es apoyar a los centros educativos que sufren mayor rezago, por tal motivo se implementó el programa “La escuela, mi segunda casa” en beneficio de planteles de educación primaria y secundaria, indicó el Presidente Municipal Armando Cabada Alvídrez.

El jefe de la comuna juarense comentó que la administración a su cargo es la primera en la historia de Juárez que destina tantos recursos para apoyar a los estudiantes a través de becas.

Indicó que a partir de este año además de apoyar a los alumnos de primaria y secundaria se extenderá el apoyo de becas a los que acuden a bachillerato.

Dijo que se han destinado 20 millones de pesos para entregarlas por medio de becas escolares.

Informó que la primera entrega será en beneficio de 3 mil familias, quienes recibirán el recurso en el mes de abril.

“Por qué lo hacemos, porque creemos en la educación, porque entendemos que es la mejor herramienta que ustedes pueden tener para salir adelante”, expresó.

El Presidente Municipal motivó a los alumnos de la Secundaria Federal 6 donde se llevó a cabo este día la aplicación del programa “La escuela, mi segunda casa” a que no desistan en los estudios a pesar de los problemas que puedan tener, ya que los estudios les ayudarán a obtener la sabiduría necesaria para salir adelante en la vida.

Expresó que 10 direcciones municipales se dan a la tarea de colaborar en este programa a fin de que los alumnos cuenten con instalaciones más dignas que los motive a acudir con gusto a clases.

Se comprometió a que la cancha de basquetbol sea reparada por la Dirección de Desarrollo Social, además se reforestará la escuela y se atenderán las diversas demandas hechas por los directivos escolares.

Luego de 30 años en que la Federal 6 no ha tenido reparaciones en sus instalaciones eléctricas, mañana acudirá personal de Alumbrado Público para revisarlas y darles mantenimiento, añadió.

Share

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *