Bravos después de un juegazo, un golazo y gran espíritu, perdió en penales con Alebrijes de Oaxaca

Share

Diario 19

En 120 minutos, la Final del Ascenso MX tuvo más emociones que toda la Liguilla del máximo circuito del fútbol mexicano, pues en dos ocasiones se amargó el campeón de último minuto con el 2-1 (2-2 global), no obstante, luego de una intensa serie de penales se logró coronar Alebrijes de Oaxaca 2-4 ante FC Juárez, aunque destaca que el monarca de la categoría de plata no puede subir a la Primera División porque no cumple con los requisitos.

El Olímpico Benito Juárez se llenó de un ambiente festivo, mismo que no se respondió en la primera parte del encuentro porque se notaba la tensión entre los dos conjuntos que sabían que un gol cambiaba el panorama, pues los visitantes sólo tenían un gol de ventaja.

Los minutos pasaban y las redes no se movían, la presión se disparaba sobre todo en el lado de los Bravos que llegaron al tiempo de compensación en el reloj sin marcar. Cuando todo parecía que el trofeo viajaba a Oaxaca, Raúl Enríquez le pegó desde el tiro libre y obligó los tiempos extras con su diana al minuto 94.

Para el alargue, los de casa dominaron el trámite del cotejo pero fue hasta los últimos suspiros que la diosa de la fortuna se decantaba para la escuadra de Miguel Fuentes después que Rodrigo Prieto puso el 2-1 (113’), empero la felicidad se convirtió en un suspiro ya que Daniel Cervantes igualó las cartulinas (116’) y mandó el juego a los penales.

Desde los 11 pasos, Alejandro Berber y Rodrigo Prieto se convirtieron en los villanos al fallar sus dos remates, mientras que el portero Edgar Hernández fue la figura al atajar uno de los intentos que le dio el título a Alebrijes de Oaxaca. 

Share

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *