El huracán Irma se traga los Cayos en Florida

Share

Diario 19 / Univision

 

A 20 millas al oeste de Key West tocó tierra el huracán categoría 4 con vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora. El ojo de este descomunal huracán ya es mucho mayor que el conjunto de todas estas diminutas islas.

Los Cayos de la Florida, las pequeñas y delicadas islas donde bucear y pescar al sur de Miami, se llevaron el golpe del monstruoso huracán Irma de categoría 4. A las 9:10 am del domingo, la bestia tocó tierra en Cudjoe Key con vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora (210 km/h).

El ojo del huracán, que el meteorólogo de Univisión Eduardo Rodríguez ha descrito como más grande que los cayos mismos, no pasó por encima de Key West, la zona más poblada, sino a 20 millas más al oeste lo que puede significar una importante diferencia en los destrozos y damnificados que deje a su paso. Los Cayos de la Florida, hacen parte del condado Monroe y de Miami-Dade, tienen un población que, según el censo de 2010, era de más de 73,000 personas y es una sumatoria de más de 100 pequeñas islitas.

Cono de incertidumbre: Indica la zona por donde existe un 66% de posibilidades de que pasé por allí el huracán.

Esta línea NO representa el paso más probable del ojo del huracán. Este puede acabar dirigiéndose en cualquier dirección dentro del cono de incertidumbre, e incluso (con menor probabilidad) fuera de él.

Irma se dirige muy lentamente a Florida como un huracán de categoría 3 con vientos máximos sostenidos de 120 millas por hora (195 km/h), aunque se espera que vuelva a fortalecerse en su camino a los Cayos de Florida. Esto es lo que dice el boletín de las 11:00 pm (ET) del Centro Nacional de Huracanes.

Las condiciones en la ciudad de Marathon, en los cayos centrales, fueron descritas de manera alarmante por Larry Kahn, editor del Keynoter. “Todo está bajo el agua, de verdad todo”. El periodista refugiado en un colegio de la ciudad reportó además que ya no había agua, ni luz y que afuera todo estaba sumergido por la tormenta.

Según el servicio de electricidad de Key West 29,000 personas están sin electricidad en este momento. Los cortes de electricidad se mantendrá hasta media noche: “Los intentos por reconectar el sistema han sido infructuosos”, anunció la empresa de electricidad.

Por su parte, el fotógrafo de la National Geographic Mike Theiss mostró a través de varios videos de Twitter cómo eran las condiciones de Key West mientras Irma se posaba sobre estas tierras. 

El periodista del Miami Herald David Ovalle, que está en Key West, también publicó en sus redes sociales hace unas horas imágenes de los azotes de Irma.

Las redes también capturaron al meteorólogo Simon Brewer tratando de medir los vientos que se experimentaron en Key West.

El Centro Nacional de Huracanes dijo que Cape Sable y Captiva podrían experimentar paredes de agua de 15 pies.

A las 10:00 a.m. E.T el Centro Meteorológico Nacional dijo que el ojo delhuracán había empezado a moverse de la parte más baja de los Cayos.

Mike Brennan, especialista en huracanes en el Centro Nacional de Huracanes, dijo que a pesar de que el ojo del huracán empieza a moverse hacia el norte, las personas deben mantenerse protegidas incluso cuando la tormenta desaparezca. “No quieren salir aunque el viento se calme debido a las peligrosas oleadas”, enfatizó.

Cammy Clark, oficial del condado de Monroe, dijo además que una vez Irma se aleje de los cayos, primero habrá que inspeccionar el estado de puentes y vías para saber si son seguras para recibir de nuevo tráfico: ” Por esto, la gente evacuada no podrá ir de inmediato a sus casas”. 

Tras el paso del huracán, quedó registrado en cámaras de video cómo el mar de los cayos, específicamente en Key Largo se retrajo. Un vasto terreno de arena húmeda, -hace solo unas horas repleta de agua-, hizo posible que las personas caminaran y grabaran con asombro cómo se había extendido la playa. Este fenómeno se ha registrado en otro lugares después del paso de Irma, como reportaron ayer varios internautas en Bahamas

Share

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *