Niega Javier Corral agresión a reportera de El Diario de Juárez

Share

diario19.com

El Gobernador del Estado, Javier Corral Jurado, reitera el pleno respeto a la libertad de expresión de los periodistas de Chihuahua, pues es a través de su ejercicio profesional que la sociedad puede ejercer plenamente el derecho a estar informada sobre el acontecer público y en particular de las actividades de las autoridades.

El Gobernador ha desmentido contundentemente la versión dada a conocer por el Diario de Juárez de que agredió a una de sus reporteras este jueves 17 de agosto, en la Cumbre Fronteriza México-Estados Unidos, organizada por The Borderplex Alliance en el Centro de Convenciones Cibeles, cuando al finalizar el evento ésta quiso abordarlo sobre un enfrentamiento en Madera.

“Otra más de las mentiras de este medio en mi contra. Es absolutamente falso y calumnioso”, escribió el Gobernador en su cuenta de Twitter.

La entrevista que quiso realizar la reportera Itzel Ramírez no pudo concretarse porque el Gobernador ya iba de salida a la Ciudad de México, además de que ese evento en Madera fue debidamente aclarado mediante un comunicado de la Fiscalía General, señaló el coordinador de Comunicación Social, Antonio Pinedo Cornejo.

Pinedo Cornejo comentó sobre dos llamadas telefónicas sostenidas con Rocío Gallegos, directora de El Diario de Juárez en las que se vieron las dos versiones, la de la periodista ya dada a conocer en el sitio digital del mismo y la del Gobernador y testigos del evento, quienes nunca vieron agresión de ninguna parte, “sino una reportera insistente y la necesidad del gobernador por llegar al aeropuerto a tomar un vuelo para atender su agenda”.

“Al Gobernador en esta ocasión le sobran testigos de que esta versión es falsa; porque aconteció ante un gran número de representantes de medios de comunicación”, agregó Pinedo.

Lo que sí hubo fue una persistencia de la reportera – una innegable cualidad en el oficio -, pero es muy importante aclarar que el Gobernador ya había dado antes de iniciar el evento una conferencia de prensa donde estuvo abierto a cualquier pregunta o cuestionamiento.

Además, al finalizar el evento atendió algunas preguntas de CNN, y aquí es donde se empata la llegada de la reportera de El Diario y la imposibilidad del Gobernador, por falta de tiempo, de darle atención personalizada, agregó el coordinador. “Que quede claro –dijo Antonio Pinedo– jamás hubo agresión de nadie a la reportera y hay por lo menos dos docenas de testigos, entre ellos algunos reporteros”.

Asimismo, tal como lo señaló el Gobernador en un desayuno con los reporteros de la fuente el  26 de mayo de este año, –sostuvo Pinedo Cornejo– un propósito de Gobernador es dejar, como legado de su administración, una nueva relación entre los medios y el poder, en el quede absolutamente separado el tema de la publicidad al de los contenidos informativos, en cualquiera de sus géneros. Y esa decisión es irreversible.

Aquí la nota de El Diario de Juárez

Al salir de un evento que vino a inaugurar a la ciudad, el gobernador Javier Corral Jurado empujó a una reportera de El Diario que buscó declaraciones del mandatario sobre diversos asuntos.

“No voy a dar conferencias de prensa cada que quieran”, soltó el gobernador antes de salir del Centro de Convenciones Cibeles, donde fue abordado por periodistas.

Al inicio de ese encuentro, el gobernador sólo atendió dos preguntas al ser cuestionado sobre el conflicto del Colegio de Bachilleres y sobre el evento en el que participó. Luego, al salir del lugar, únicamente accedió a responder a los reporteros de la cadena estadounidense CNN.

Ante la insistencia de los medios de comunicación locales para que diera declaración sobre otros temas, como el enfrentamiento de hombres armados contra policías y militares en Madera, Corral Jurado siguió su paso colocando su mano izquierda sobre el abdomen de la periodista de El Diario, Itzel Ramírez, a quien empujó hacia atrás.

Luego, integrantes del equipo de seguridad del mandatario también hicieron fuerza contra la reportera, a quien en el forcejeo por apartarla de Corral le dieron un golpe en la quijada.

Sobre esta situación, Antonio Pinedo, vocero del gobernador, entrevistado vía telefónica desde la ciudad de Chihuahua – donde se encontraba– dijo que todo fue “un malentendido”.

Aseguró que no ocurrieron así las cosas, aunque declaró que el gobernador sí tenía prisa por salir porque iba rumbo a la Ciudad de México.

“Ya no tenía tiempo (de atender a nadie)” afirmó.

Share