Con la impunidad encima convocan al Premio Nacional de Periodismo / Homenajearán a los asesinados en 2017

Share

diario19.com

La calidad y libre ejercicio del periodismo en México se pone a prueba, cuando se convoca a los periodistas del país a postular sus trabajos en la edición 2016 del Premio Nacional de Periodismo. Un año donde la impunidad es la más clara acción beligerante del Estado a quienes ejercen en conciencia, con vocación y convicción la tarea de informar.

A pesar de esa impunidad y talvez por ella misma, un gran número de periodistas mexicanos, unos ya por costumbre, se postularán como candidatos a un premio que sin duda premia con honores y en efectivo trabajos que de antemano se realizan para la alfombra roja, mientras muchos más quedan olvidados, porque se hicieron específicamente para lograr su cometido, y muchos de ellos fueron el objeto que le arrancó la vida sus autores.

De lamentar sin duda alguna, que para los asesinados periodistas, solo existan reconocimientos postmortem, y para muchos que escriben sobre la entrega de quienes han sido victimados, llegue la gloria, la fama, el dinero y la soberbia en parrafos matizados de falsas remembranzas.

Ojalá llegue el día en que un jurado verdaderamente comprometido, se de a la tarea de buscar no el mejor trabajo, sino a los periodistas realmente comprometidos que diario dejan su huella en la opinión pública, aun sin ser parte de los grupos que se apropian de la parafernalia de eventos donde se reconoce el ego, y no la trascendencia del hecho en la sociedad.

Durante la presentación del concurso, el Jurado reconoció que “son tiempos difíciles” para ejercer esta profesión, reflejados en las amenazas y asesinatos contra periodistas, así como el descrédito social sobre los medios de comunicación.

Está latente en el jurado esta situación, estamos viviendo tiempos difíciles en nuestro país y seguramente nos van a llegar muchos trabajos de denuncia, muchos trabajos donde la violencia está latente”, dijo Elvira Hernández Carballido, presidenta del Jurado del Premio.

El Jurado, integrado por periodistas y académicos de todo el país, informó que analizan dar un reconocimiento post mortem a algunos de los periodistas asesinados en México durante 2017, como tratando de salvar la barrera, como queriendo sostener los premios con las lápidas de los famosos que cayeron muertos, olvidando a aquellos no tan famosos que incluso para sostener sus trabajos, se dedicaban  a otros oficios. Premian a los “mejores de 2016”, y lloran a los asesinados en 2017. Insultante resultado de la impunidad que se vive en México. No es lavándose las manos, como se enfrenta el hastío de falta de justícia en contra de los periodistas. En ésta ocasión más valdría a modo de protesta, no por los famosos muertos, sino por la dignidad del periodismo mexicano, no llevar a cabo la ceremonia ignominiosa del Premio Nacional de Periodismo.

Lo estamos haciendo con cuidado, la presidencia de este Jurado va proponer a la Asamblea del Premio alguna manera de reconocimiento de dar voz, luz, reflectores, de este fenómeno que está ocurriendo, pero queremos hacerlo con mucha responsabilidad”, explicó Everardo Partida Granados, miembro del Jurado.

Para aspirar al Premio Nacional de Periodismo se permitirá la recepción de cualquier trabajo difundido en prensa, radio, televisión y medios digitales entre el 1 de enero y 31 de diciembre de 2016, en las categorías de noticia, reportaje, crónica, fotografía, artículo de opinión, entrevista y divulgación científica y cultural.

Al término de la presentación, el director de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, Enrique Mandujano, opinó que el ejercicio periodístico atraviesa cada vez más una falta de rigor, inmerso en la “declaracionitis”.

También la ‘denunciología’, de la que acusan al periodismo de decir que está todo mal, pero también es porque las cosas están mal, no es que el periodismo las empero, su función es dar a conocer todo esto que está mal pero que no debería quedarse en eso; explicar por qué, de dónde está mal, dónde está fallando, qué se puede hacer. Aquí es donde el periodismo puede dar su colaboración”, explicó el académico.

Los concursantes podrán participar en un máximo de tres géneros con trabajos que serán recibidos del viernes 21 de julio al lunes 21 de agosto 2017, en la calle Gobernador Francisco García Conde 5, colonia San Miguel Chapultepec, delegación Miguel Hidalgo, Ciudad de México.

Basta de consecuentar al régimen. Basta de coludirse con el poder. Basta de enmascarar la violencia contra el periodismo mexicano. Basta de solapar buitres que ganan premios, escriben libros o dan conferencias sobre las víctimas de la agresión del Estado. El verdadero periodismo no necesita reconocimientos de ningun jurado, ni dinero de ninguna entidad. El periodismo verdadero tiene su recompensa en el acontecer diario, en la penetración de informativa en la sociedad a la que se debe.

Con dignidad, trabajemos en bien de México, que nuestros textos sean premiados por la sociedad.

Share