“Zetas” los asesinos del periodista Rubén Espinosa declaró ex policía del DF detenido en torno al caso

Share

diario19.com / Proceso

 

El expolicía capitalino Abraham Torres Tranquilino rindió hoy su declaración preparatoria en la que inculpó a sus cómplices Daniel Pacheco Gutiérrez, ya detenido, y “Omar”, aún prófugo, por el multihomicidio de la colonia Narvarte. Reveló que ambos pertenecen a la organización criminal de Los Zetas, y que en la maleta que sustrajeron del departamento llevaban droga.

Ante la titular del Juzgado 25 Penal en el Distrito Federal, Hermelinda Silva Meléndez –la misma que lleva el caso del primer detenido–, Torres Tranquilino reconoció como suya el arma que se usó para el crimen, una calibre .9 milímetros.

No obstante, aseguró que él no asesinó a la activista Nadia Vera, el fotoperiodista Rubén Espinosa, la trabajadora doméstica Alejandra Negrete, la maquillista Yesenia Quiroz ni a la mujer nacionalidad colombiana Milena Virginia Martín, pues aquel viernes 31 de julio se quedó afuera del departamento, “en la escalera” del edificio.

En su declaración, dijo que “Omar” sabía que Milena había recogido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) un cargamento de “perico” –nombre con el que se identifica a la cocaína–, en forma de ladrillo, por lo que fueron a robarlo al departamento.

Agregó que ella “tuvo problemas” de drogas en Europa, razón por la que viajó a México y aquí conoció a otros colombianos con los que comenzó a trabajar.

Según su versión, minutos después de que sus cómplices cometieron el multihomicidio se fue en el auto Mustang rojo, presuntamente propiedad de Milena, como se ve en el único video de la Secretaría de Seguridad Pública del DF dado a conocer la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF).

Calles adelante, comentó que una patrulla les marcó el alto en la avenida Río Churubusco, ya que “Omar” no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Sin embargo, contó que los policías los dejaron ir sin hacer caso a su actitud de nerviosismo y pese a que su acompañante traía sangre en sus zapatos.

La contradicción

La declaración de Abraham Torres Tranquilino se contradice con la de Daniel Pacheco Gutiérrez, quien dijo que la mañana del 31 de julio fue éste quien lo llamó por teléfono para invitarlo al departamento con Milena, con quien tenía una relación. Añadió que fue el mismo Abraham quien tocó el interfon del departamento y le avisó a la mujer para que les abriera la puerta.

Pacheco Gutiérrez aseguró que después de tener un encuentro sexual con una de las habitantes del departamento, salió del lugar, pero Abraham lo alcanzó para darle una mochila, aunque ignoraba su contenido. “Toma, llévatela, son mis cosas”, le dijo.

Luego, Daniel reconoció que es el mismo que apareció en el video que filtró la PGJDF saliendo del departamento y jalando una maleta negra, aparentemente pesada.

Aceptó que ese día estuvo en el lugar, pero negó que haya participado en el crimen pues sólo Abraham, “Omar” y un cuarto hombre del que la PGJDF no ha dicho nada, se quedaron arriba con las víctimas.

No torturaron al detenido: CDHDF

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Perla Gómez, informó que Daniel Pacheco Gutiérrez, el primer detenido por el caso Narvarte, no fue torturado al momento de su detención la noche del pasado 4 de agosto en la delegación Coyoacán, pese a que en la fotografía tomada por la Procuraduría apareció con visibles golpes en la cara.

Entonces, dijo que se había golpeado con la puerta de la patrulla a la que lo subieron, aunque él no puso resistencia.

En entrevista después de un acto oficial en la sede del organismo, la funcionaria explicó que el pasado 7 de agosto la Comisión inició una queja de oficio; al día siguiente comenzaron los análisis médicos a Pacheco Gutiérrez.

Para el 10 de agosto, en la ampliación de su declaración, el sujeto de 42 años quien dijo dedicarse a pulir autos, realizó una ampliación de su declaración en la que dijo que sí fue torturado:

“Comenzaron a golpearme para introducirme a un auto que llegó; me subieron a golpes aplicándome la llave china. Me decían palabras obscenas, que me estaban esperando los colombianos, que no me hiciera pendejo, que ya sabían todo. Uno de ellos me presionó el cuello y perdí el conocimiento por unos segundos. Reaccioné a base de golpes. Me amenazaron de que si no los ayudaba irían por mi familia”, dijo.

Según Gómez Gallardo, el 14 de agosto Daniel Pacheco fue sometido a exámenes psicológicos y otros instrumentos para determinar la afectación que tenía. y se integraron los elementos que exige el Protocolo de Estambul, usado a nivel internacional para saber si una persona recibió tortura al momento de ser detenida. Además, un visitador habló con él, lo que derivó en contradicciones entre las entrevistas anteriores.

Hacia el 29 de agosto hubo una tercera revisión con la que personal de la Primera Visitaduría le comunicó que los resultados de los análisis descartan técnicamente la existencia de tortura.

“Aún no se cierra la instrucción, se está documentado, pero, por lo menos de los instrumentos técnicos que tiene la Comisión, no tendríamos la configuración de esta figura (tortura)”.

La presidenta de la CDHDF dijo que existe una queja abierta en la Cuarta Visitaduría por las filtraciones de información del caso. Además, continúan analizando la parte jurídica del proceso de la que se desprenderá si hubo violación a derechos humanos.

Por último, reiteró que el organismo mantiene abiertas “algunas quejas de oficio” sobre el caso.

 

Share