Medio millón de firmas para que @EPN investigue a @Javier_Duarte y cese el acoso a periodistas

diario19.com / Sin embargo /  

Más de 500 mil personas han firmado la petición para que EPN investigue a Javier Duarte por la muerte de Rubén Espinosa. Foto: SinEmbargo

Más de 500 mil personas han firmado la petición para que EPN investigue a Javier Duarte por la muerte de Rubén Espinosa. Foto: SinEmbargo

Más de 500 mil personas han firmado hasta el momento una petición lanzada en el portal de activismo en línea Avaaz.org, en la cual exigen al Presidente Enrique Peña Nieto, detener los ataques a la libertad de expresión en México e investigar al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por sus amenazas previas contra el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, asesinado a finales de julio en la Ciudad de México.

La petición en línea titulada “México: ¡Detener los ataques a la libertad de expresión!”, va dirigida a Rodolfo Ríos Garza, titular de la Procuraduría General del Distrito Federal, así como a Ricardo Nájera, titular de la Fiscalía Especial para los Delitos contra la Libertad de Expresión, y al propio Presidente Peña Nieto.

“Exigimos una investigación exhaustiva e independiente sobre los asesinatos del periodista Rubén Espinosa, la activista de derechos humanos Nadia Vera, y otras tres mujeres en la Ciudad de México. El Gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte, se debe investigar a fondo y sin demora. También instamos a una revisión inmediata de los procedimientos establecidos para proteger la vida de los periodistas, y para hacer un compromiso rápido para garantizar y proteger la libertad de expresión en México”, dice el texto de la petición publicado en Avaaz.org.

Avaaz es una organización civil global (con 16 sedes alrededor del mundo y 40 millones de miembros) fundada en enero de 2007, que promueve el activismo ciudadano. Su objetivo principal es “movilizar a los ciudadanos del mundo para cerrar la brecha entre el mundo que tenemos y el mundo que la mayoría de la gente quiere”, dice en su portal.

La petición dirigida al mandatario de México ha sido firmada por personas de Bélgica, España, Estados Unidos, Austria, Italia, Francia, Holanda, Brasil, Argentina, Colombia, México, entre muchos otros países.

La exigencia lanzada hace un par de días se planteó originalmente llegar a una meta de 500 mil personas, pero esa cantidad ha sido rebasada. SinEmbargo verificó hoy por la mañana la petición y esta tenía hasta ese momento, 450 mil firmantes. Pero al medio día ya sumaba más de 500 mil.

“La libertad de expresión está bajo ataque en una de las democracias más antiguas de América Latina, y Rubén [Espinosa Becerril) es el decimocuarto periodista asesinado en el sur del estado de Veracruz, donde el gobernador Javier Duarte ha hecho amenazas abiertas contra periodistas. Casi ninguno de estos crímenes han sido resueltos”, dice el texto de la petición.

“Este caso ha enviado a miles a las calles y a desencadenar una explosión en los medios de comunicación nacional y mundial. Ahora Gael García Bernal, Salman Rushdie, Christiane Amanpour, y cientos de periodistas, escritores y artistas han firmado una carta abierta exigiendo justicia para los periodistas asesinados en México por hacer su trabajo”, dice la petición en referencia a a una misiva que que un grupo de 500 escritores, periodistas y artistas de todo el mundo enviaron a Peña Nieto, exigiéndole garantizar la libertad de expresión en México.

“Cuando se ataca a un periodista se atenta contra el derecho a la información de la sociedad entera”, dijeron los firmantes de la carta (entre ellos Francisco Goldman, Paul Auster, Noam Chomsky, Diego Luna, Guillermo del Toro, Denise Dresser, Juan Villoro y Sergio Aguayo), y de la que también el diario New York Times hizo referencia en su editorial dominical.

“La carta ya está haciendo olas para el gobierno, pero si sumamos más de un millón de nombres más, esta se publicara en la primera plana de los medios de comunicación mexicanos, entonces podremos conducir a casa y mostrar que la gente de todos los países del mundo están con la lucha de la libertad de expresión en México. ¡Suma tu voz ahora!”, finaliza el texto publicado en Avaaz.org.

El fotorreportero Espinosa Becerril, de 31 años de edad, fue hallado muerto el viernes 31 de julio en la Colonia Narvarte de la Ciudad de México, junto con la activista Nadia Dominique Vera Pérez, Alejandra Negrete Avilés, Yesenia Quiroz Alfaro y Mile Virginia Martin. Todos con un tiro de gracia en la cabeza.

Un mes antes de que estas cinco personas fueran asesinadas, a finales de julio y después del auto exilio de Becerril temiendo por su vida tras las fotografías que tomó a activistas estudiantiles que fueron golpeados por hombres enmascarados, el Gobernador de Veracruz hizo una advertencia a los periodistas de su entidad:

“Pórtense bien por favor, se los pido. Vienen tiempos difíciles. Vamos a sacudir el árbol, y se van a caer muchas manzanas podridas”, dijo Duarte de Ochoa, el 30 de junio de 2015, al informar durante una reunión con la prensa local, que en se implementaría un operativo “contundente” en materia de seguridad para el norte de Veracruz.

Ante la polémica suscitada por sus declaraciones, el mandatario veracruzano se excusó después diciendo que su advertencia estaba destinada a disuadir sólo a los periodistas que simpatizan con los narcotraficantes y otros criminales.

“Sin embargo, muchos periodistas mexicanos comprensiblemente lo vieron como una amenaza a los reporteros que producen la cobertura crítica de los funcionarios locales”, señaló el prestigiado rotativo NYT en su editorial dominical.

El New York Times recordó que cuando Espinosa Becerril llegó a la ciudad de México en su auto exilio, dijo a sus amigos que se sentía inseguro porque hombres extraños le habían preguntado si él fue el fotógrafo que había huido de Veracruz.

El diario estadounidense recordó que desde 2010, al menos 41 periodistas han sido asesinados en México y que aproximadamente 20 han desaparecido. Además, que desde que Duarte asumió el cargo de Gobernador en 2010, la intimidación y los crímenes contra periodistas en Veracruz se han disparado, según defensores de la libertad de prensa. Catorce han muerto y al menos tres han desaparecido.

En la mayoría de los casos, las autoridades locales han tratado de restar importancia a la idea de que los periodistas fueron asesinados para silenciarlos, indicó el rotativo en su editorial.

El NYT enfatizó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no ha hecho lo suficiente para proteger a los periodistas. Foto: Cuartoscuro

El NYT enfatizó que el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no ha hecho lo suficiente para proteger a los periodistas. Foto: Cuartoscuro

LA MUERTE DEL FOTOPERIODISTA MOVILIZA AL GREMIO

Una subasta llamada “fotoxRuben”, manifestaciones, publicación de libros de denuncia, foros, reuniones con autoridades y asociaciones, investigaciones propias y capacitación sobre autoprotección, son algunas de las armas que ha desarrollado la prensa de México contra la violencia que amenaza la vida de los periodistas, dice hoy Univisión en un despacho publicado en su portal.

La dimensión del problema es tal, que México ha sido catalogado por diversas organizaciones como uno de los más peligrosos para ejercer el periodismo y, según la organización Artículo 19, en el primer semestre del 2015 las agresiones contra el gremio aumentaron 39.26 por ciento respecto a la cifra registrada en el mismo periodo del 2014, dice la televisora hispana.

“El parteaguas, han coincidido diversos líderes de opinión, fue el crimen de Espinosa, quien apareció sin vida junto a la activista Nadia Vera, la maquillista Yesenia Quiroz, la empleada doméstica Olivia Alejandra Negrete Avilés y la colombiana Mile Virginia Martín. Todos los cuerpos tenían un tiro en la cabeza y marcas de tortura”.

Univisión asegura que ante estos episodios de violencia, los periodistas se han unido en una sola voz para gritar ¡Ya basta! , aunque lo han hecho cada uno desde distintas trincheras.

“No hay una acción coordinada lamentablemente, una de las cosas que refleja esto es que no hemos podido resolver el problema de división en el gremio. Nos reunimos casi de manera espontánea, los que en ese momento quieran participar. Impulsamos acciones sin que eso necesariamente esté en coordinación con las que llevan a cabo otros grupos”, explicó al medio, Témoris Grecko, reconocido corresponsal de guerra que fue secuestrado en Siria.

“A veces creemos que por tanta marcha y tanta exigencia nos empiezan a ignorar. Lo que queremos hacer es organizar una subasta de fotos para ayudar a la familia de Rubén y con ellas armar una exposición. Queremos evocar la memoria de Rubén, que no se olvide quién era y que sepa lo que le pasó”, dijo a Univisión el fotoperiodista Iván Casteneria, compañero, amigo de Rubén y además integrante del colectivo Fotoreporteros Mx.

La organización está invitando a los fotorreporteros de todo México a que donen una de sus fotos, la que ellos quieran, para después subastarlas. A una semana de haberse lanzado la convocatoria, han recibido los trabajos de unos 50 fotógrafos de diferentes partes de la República Mexicana.

Casteneira contó que ésta es la segunda vez que organizan un evento de este tipo. La primera fue hace un año y la llamaron FotoxGoyo. En ese entonces reunían fondos para los cercanos del fotoperiodista Gregorio Sánchez, asesinado en Veracruz, el estado más mortal para los periodistas, según Artículo 19. Lograron recaudar los trabajos de 102 fotógrafos.

Pero el activismo de Fotoreporteros Mx no se queda aquí. El colectivo organizó su equipo de investigación, en el que participan periodistas de diversas zonas del país, para realizar sus propias averiguaciones sobre el crimen de Espinosa.

En el mismo tono, el periodista Teodoro Rentería, vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap), integrada por más de 50 organizaciones de periodistas, lideró una investigación sobre los crímenes y desapariciones forzadas en contra de las libertades de expresión. El resultado será publicado en el libro Mi vida son nuestras batallas, que saldrá a la venta en un mes.

Para Juan Alfonso Ojeda Reyes, delegado regional de la zona noreste de la Asociación Nacional de Periodistas, A.C., estos hostigamientos deben de atacarse desde adentro. Es por ello que han preparado una serie de exhortos dirigidos a la opinión pública y a organismos civiles tanto nacionales como internacionales condenando la crisis.

Univisión dice que a esta lucha se suma la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Ricardo Trotti, su director ejecutivo, explicó en una entrevista telefónica desde Miami, que la organización lleva varios años involucrada en reuniones con el gobierno de México para que se instaure un sistema de protección a periodistas en la región.

La periodista Daniela Pastrana, integrante de la organización Periodistas de a Pie, se sumó a las actividades diciendo que de lo que ellos se encargan es de seguir muy de cerca los procesos y las investigaciones de las autoridades.

Sin embargo, para Salvador de León Vázquez, doctor en estudios sociales y quien ha trabajado de cerca con grupos como la Red de periodistas de Ciudad Juárez y el Consejo de Periodistas de la Cuenca de Papaloapan (Colpan), explicó a Univisión que ahora será más difícil, después de lo sucedido con Espinosa, encontrar el modelo o esquema de una protección eficaz para el gremio.

“Algunos grupos como la Red de Periodistas de Juárez optan por estrategias personales. Medidas como no confiar en el Estado ni en los empresarios de los medios. Entonces lo que queda es fomentar la autoprotección”, comentó.

Organizaciones como la Red de Periodistas de Juárez han recurrido a la ayuda de instancias internacionales como el Centro Knight para el periodismo que funciona en la universidad de Austin, Texas.