Centra PGJDF investigación en Mile, colombiana asesinada junto con Rubén Espinosa y otras tres mujeres

diario19.com / El universal

 

Identificar los antecedentes y el círculo de relaciones de Mile, una mujer colombiana de 29 años, es fundamental para que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) pueda esclarecer el múltiple homicidio de la colonia Narvarte.

De acuerdo con la investigación de la dependencia fue la que más laceraciones y abusos sufrió de las cuatro mujeres que fueron ejecutadas el pasado viernes, motivo por el que la dependencia ya solicitó al Consulado de Colombia en México información al respecto. Hasta el momento, su cuerpo permanece en el Servicio Médico Forense, ya que ningún familiar la ha reconocido ni reclamado el cuerpo.

Se conoció que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia solicitó las huellas dactilares de la mujer para confirmar si es originaria de ese país y notificar a los familiares.

Sobre sus antecedentes, sólo se sabe que trabajaba como modelo, se encargó del arrendamiento del departamento y lo compartía con otras dos compañeras, además era la propietaria del automóvil Ford Mustang color Rojo, modelo 2006, placas 486VRN, mismo que ayer fue localizado en calles de la delegación Coyoacán.

La PGJDF informó que en una nueva inspección ocular al departamento localizado en la calle de Luz Saviñón 1909, encontraron el tarjetón de circulación correspondiente a dicho vehículo, cuya posesión, de acuerdo con testimoniales, lo tenía Nicole.

Según las pruebas periciales que se han realizado en torno al homicidio, se confirmó que en la quíntuple ejecución se utilizó una sola arma, calibre 9 milímetros, que pudo ser utilizada por un solo sujeto, y que al fotoperiodista Rubén Espinosa no le encontraron rastros de droga, sólo consumió ese día algunas cervezas.

La procuraduría capitalina dijo que especialistas de la dependencia en video constataron que el equipo de videovigilancia instalado en el edificio estaba averiado, por lo que nada se obtuvo relacionado con los hechos.

Este hecho, ocurrido en la colonia Narvarte, generó reacciones en diversos sectores de organizaciones defensoras de derechos humanos y en los partidos políticos, donde el clamor es porque haya justicia, se esclarezca el crimen y castiguen a los culpables.