Ayotzinapa: ¡Fue el Estado, que se investigue al Ejército! / Peña Nieto convaleciente

Share

diario19.com / Vania Pigenoutt / Agencias

 

Mientras en Guerrero se conmemora los nueve meses de los crímenes de estudiantes de la normal de Ayotzinapa y la desaparición forzada de 43 más de ellos, la presidencia de la República intenta apagar el impacto de una manifestación de protesta que incluso, trasciende fronteras con la noticia de recuperación del presidente Peña Nieto, a quien le extirparon la vesícula. A la movilización se unieron otras organizaciones y maestros; también demandan una búsqueda efectiva en el caso de otros cuatro profesionistas desaparecidos 

 

A nueve meses de la desaparición forzada de 43 normalistas de Ayotzinapa, organizaciones sociales unieron sus demandas con la exigencia de presentación con vida de los jóvenes, y salieron a las calles para pedir justicia.

Del edificio sindical de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), partieron familiares de los 16 “presos políticos” de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), parientes de los cuatro profesionistas desaparecidos el viernes en Xolapa, Acapulco, quienes piden una búsqueda efectiva a las corporaciones policiacas, y el magisterio disidente en rechazo a la reforma educativa.

En la marcha se escuchan consignas diversas. Los familiares del caso de desaparición forzada más reciente, los dos médicos, el abogado y el administrador trabajadores de la Secretaría de Salud, a quienes se les vio por última vez el viernes pasado, exigieron métodos de búsqueda eficaces, en los que participen la Policía Federal, a través de la Gendarmería, el Ejército y la Marina, para hallar a sus seres queridos.

Los contingentes con mantas donde se lee la exigencia de presentación con vida de los desaparecidos, “alto al acoso militar”, “No a la reforma educativa”, “Rechazo total la evaluación Universal”, se observaron sobre el carril central Norte-Sur de la Autopista del Sol por donde caminan los inconformes.

También en consignas se escucha: “Fue el Estado”, “Que se investigue al Ejército”.

La idea de las organizaciones, de acuerdo con lo que mencionaron varios en la marcha, es llegar al Parador del Marqués, en la salida sur de Chilpancingo hacia Acapulco, donde habrá un acto cultural y un pronunciamiento político, por todo lo que han pasado los activistas durante estos nueve meses de movimiento.

 

Peña Nieto Convaleciente

El presidente Enrique Peña Nieto se recupera tras la intervención quirúrgica a la que fue sometido esta mañana para extirparle la vesícula biliar, sostuvo el vocero de Los Pinos, Eduardo Sánchez.

Al dar a conocer el parte médico en el Hospital Central Militar, Eduardo Sánchez estuvo acompañado del general Fernando Arcaute Velázquez, director del nosocomio; el coronel Héctor Faustino Noyola, médico cirujano, y Roberto Calleja, director de información de la Presidencia.

Se dio a conocer que el mandatario no padece ninguna otra enfermedad, y dada su actividad deportiva, la recuperación ha resultado favorable.

El director del nosocomio militar también anunció que la estancia en las instalaciones de dicho reciento será de un rango de 24 a 48 horas, dependiendo de su recuperación.

El mandatario fue sometido a una intervención quirúrgica por una colecistitis aguda (inflamación en la vesícula biliar), y una vez ingresado en el hospital, los médicos que le atienden consideraron necesario recurrir a la intervención.

Ésta inició a las siete de la mañana y concluyó a las 08:25 horas. Al medio día de hoy el paciente se encuentra consciente y en proceso de recuperación, informaron tanto Eduardo Sánchez como el director del Hospital Central Militar.

El doctor Arcaute Velázquez aseguró que el Presidente es una persona que goza de cabal salud, con actividades intensas, y “definitivamente” no tiene ningún otro padecimiento.

En rueda de prensa, Eduardo Sánchez anunció que Enrique Peña Nieto iniciará la semana trabajando, y hasta ahora no se tiene considerado suspender ninguna actividad programada para estos días, por lo que planea recibir en el Campo Marte a los reyes de España.

También el director del hospital detalló que el Ejecutivo federal ingresó al nosocomio con un malestar intenso durante la madrugada, y al evaluar que la mejor solución del dolor que padecía era la operación, ésta se realizó.

Al preguntarle si en algún momento se había visto en peligro la vida del Presidente, el general Arcaute replicó que “es ningún momento estuvo en peligro su vida”.

 

 

Share